Acapulco, Guerrero.- La presidenta de Corazones Ambientales, Mónica Corazón Gordillo, espera que las autoridades apliquen la Ley de Bienes Animal no sólo para hacer valer los derechos de las especies, sino también para cuidar el medio ambiente.

El Congreso de Guerrero aprobó esta ley la semana pasada para decretar que los animales son seres sintientes y se reformó un apartado referente al maltrato animal.

En entrevista, Corazón Gordillo mencionó que esta ley se pueda aplicar no solo en los animales sino también para el medio ambiente, ya que de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas si el ser humano continúa dañando la naturaleza se extinguirá su especie, en un tiempo no mayor a los 30 años.

"Creo que es una parte positiva, sin embargo, nos lleva a una reflexión de lo que ya existía, que era la ley ambiental no tan específica para el maltrato animal, que no se aplica pues las autoridades llegan a ser omisas en la aplicación de la Ley no solo de los animalitos sino también en el medio ambiente".

Consideró que esta ley representa un momento de reflexión para que la humanidad recapacite sobre lo que está haciendo mal, ya que los organismos nacionales e internacionales han hecho llamados para que ya no continúen contaminando el medio ambiente.

Sobre la iniciativa de la prohibición de plásticos, popotes y unicel, consideró que aún no se ha hecho lo suficiente para que no se continúe contaminando los ríos y lagunas.

Declaró esta iniciativa dará resultados después de 10 años de haberse implementado, porque se debe tomar en cuenta que el unicel tiene 300 años para degradarse.