El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, desestimó la creación de una fiscalía especial para atender al sector empresarial, pues dijo que todos los ciudadanos deben ser tratados por igual.

El pasado lunes, empresarios se reunieron con el secretario de Gobernación (Segob9, Miguel Ángel Osorio Chong en Acapulco, y en los acuerdos que tomaron por el problema de seguridad fue el de crear una fiscalía especial de atención, elevar a rango federal el delito de extorsión y revisar la operación de la Unidad Antisecuestro y Extorsión de la fiscalía.

En entrevista, al concluir un desayuno con trabajadores de la construcción por el Día de la Cruz, Leyva Mena insistió en que los empresarios deben de ser tratados como cualquier otro ciudadano, y que una fiscalía especializada “es demasiado”.

“Yo lo creo que todos somos iguales, funcionarios públicos, campesinos, políticos, obreros, empresarios, amas de casa, todos se deben de acoplar al sistema de administración que tienen la fiscalía”, dijo.

El alcalde insistió en que los delitos que denuncien los empresarios deben de ser atendidos de la misma manera que el resto de las víctimas, y recordó que la fiscalía del estado, ya cuenta con un área que investiga de secuestros y extorsiones (delitos de los que son víctimas empresarios).

“Por más importantes que sean, como en este caso los empresarios, yo creo que los empresarios podrán tener un área de atención especializada, pero considero que una vicefiscalía para ellos cros que es demasiado”, dijo Leyva.

En cuanto a que los Centros de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4) serán ahora manejados por 414 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, aceptó que esa medida traerá confianza a los ciudadanos por la “disciplina, lealtad y experiencia que tienen las fuerzas castrenses.

Sobre el paro de labores del personal sindicalizado y la toma del Ayuntamiento este martes, para exigir el un aumento salarial del 18 por ciento, Leyva Mena, adelantó que, no habrá tal aumento para los trabajadores porque la situación financiera no se lo permite, sin embargo, dijo que, negociaría con los trabajadores.

“Lo que yo les he dicho (a los trabajadores) es que yo tengo que ver cuánto recurso tenemos para no impactar en las finanzas municipales, no puedo ser yo irresponsable y manejares un sueldo a las prestaciones que ellos me piden, porque entonces lo que yo generaría sería una administración no sana en el Ayuntamiento por toda la complejidad financiera”, apuntó.