Chilpancingo, Guerrero.- El ayuntamiento registra problemas en la ejecución de obra pública desde el año pasado por un monto de 60 millones de pesos “recurso que no aparece”, de acuerdo a un balance financiero que la Secretaría de Finanzas y Administración municipal rindió ante el Cabildo.

En entrevista el regidor priista de Planeación y Presupuesto, Jaime González González dijo que la administración enfrenta problemas por obras que no fueron ejecutadas, situación similar enfrenta la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) por obras del Ramo 33.

“Hace falta un total de 60 millones de pesos para ejecutarse esas obras, ese es un tema que va hacer la revisión la Auditoria General del Estado (AGE), y nos diga que fue lo qué pasó”, dijo.

Explicó que hay obras terminadas y no pagadas, obras sin concluir y otras que ni si quiera han iniciado, pero “no sabemos del recurso”.

González González precisó que tras la llegada del alcalde suplente Jesús Tejeda Vargas se realizaron comparecencias ante el Cabildo de todos los funcionarios que manejaron la obra pública durante la administración de Marco Antonio Leyva Mena, “y bueno nos decían, nos falta tanto, nos falta tanto”.

Dijo que preguntó a todos los funcionarios si el dinero estaba en la Secretaría de Finanzas del municipio, y los funcionarios dijeron desconocer.

Sin embargo, “en Finanzas nos dan el reporte de que n o hay dinero en cuestión de obra pública. Por eso es que estamos pidiendo a la Auditoría que hagan esa revisión minuciosa y que salga a la luz qué pasó”.

La secretaria de Finanzas, Elizabeth Vega Abarca les informó que dicho dinero destinado a la obra pública no se encontraba, y el último recurso que había llegado al ayuntamiento eran 16 millones de pesos correspondientes a la última participación federal, lo cual no alcanza para pagar las obras.

Al regidor se le preguntó si los integrantes del Cabildo no sabían del manejo del recurso de obra pública, a lo cual argumentó que ellos sólo aprobaron lo que se iba hacer, pero quien contrató las empresas, y quien pagó fue directamente el alcalde y el entonces secretario de Finanzas, Héctor Avilés García.

“Ellos son los que van a rendir cuenta de lo que se gasto y lo que se hizo. Nosotros estamos vigilando que las cosas se hagan, por eso es que mandamos pedir que la Auditoría sea la que haga esa revisión y nos digan que es lo qué está pasando”.

A pregunta expresa reconoció que hay una molestia por parte de la ciudadanía con los integrantes del Cabildo.

“No queda otra más que reconocer las cosas. No puedes tapar el sol con un dedo, no puedes tampoco encubrir algo. En el asunto de la obra pública yo he sido muy exigente, pero no nos toca a nosotros la ejecución, no nos toca a notros el pago”.

“Hoy tienen que probar lo que gastas, no puedes ir por la vida haciendo mal uso de las cosas, y al rato adiós. Hoy tienes responsabilidad, hay gente que lo hace, va atenerse a las consecuencias. Hoy lo que la gente exige es la transparencia en el manejo de los recursos públicos”.

Garantizado el pago de aguinaldos a trabajadores

En otro tema el regidor aseguró que se están tomando las previsiones de fin de año, y garantizó el pago de aguinaldo para los tres mil trabajadores del ayuntamiento.

“El alcalde ha estado frecuentemente en reuniones con el gobernador (Héctor Astudillo), con el secretario de Finanzas. Está garantizado el pago con dificultades quizá, pero van tenerlo de manera puntual”.