Chilpancingo, Guerrero.- Quienes hoy piden su renuncia al cargo y la presencia de un comisionado especial de seguridad para Guerrero, no hicieron lo propio en la administración pasada, cuando el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, fue vinculado a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, expresó el presidente municipal de Chilpancingo, el priista Marco Antonio Leyva Mena.

Así respondió a la exigencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD, que en el transcurso de la semana demandó su renuncia al cargo, por los resultados negativos que sus gobiernos han tenido en materia de seguridad.

“Esa opinión viene a partir de una crítica que hace el PRD, pero cuando sucedió el caso de Iguala, que era un caso mucho más delicado y que verdaderamente estaba en un proceso de crítica muy dura el esquema de gobernabilidad en el estado, yo no vi al PRD pidiendo la entrada de un personaje que asumiera desde el gobierno federal los trabajos de seguridad, yo no vi que solicitaran la destitución de José Luis Abarca”, expresó.

Entrevistado hoy en el Parque Margarita Maza de Juárez, donde encabezó una jornada comunitaria, Marco Leyva reiteró que el problema de inseguridad en la entidad no se debe partidizar.

“Yo lo que creo es que hay que dejar de lanzar cohetería política que a nadie ayuda. El tema de seguridad no debemos partidizarlo  es el peor error que podemos hacer”, indicó.

De la detención de un presunto responsable del asesinato de quien fuera el secretario General del PRD, Demetrio Saldívar Gómez, el alcalde felicitó a la Fiscalía General del Estado (FGE) y confió en que el detenido en su declaración confesará los motivos por los que cometió el crimen.

De las inconsistencias en la información que proporcionó la FGE cuando anunció la detención, como no precisar el lugar de la detención, Leyva Mena explicó que no le corresponde a él hablar de ese tema y dijo que será la Fiscalía la que irá informando del caso conforme avancen las investigaciones.