Chilpancingo, Guerrero.- El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena no tiene calidad moral para criticar al presidente de Acapulco, el perredista, Evodio Velázquez Aguirre, defendió el dirigente estatal del sol azteca, Celestino Cesáreo Guzmán quien además acusó al edil capitalino de “andar de acomedido y queda bien” con el gobierno estatal.

Esto luego de que el priista Leyva Mena pidiera a su homólogo de Acapulco dejar de “colgarse” de las obras hechas por el gobierno del estado, como el Macrotúnel, que fue inaugurado el lunes pasado en el puerto.

 Consultado vía telefónica, el presidente del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PRD, Celestino Cesáreo expresó que Marco Antonio Leyva no está en condiciones para hacer señalamientos contra Evodio Velázquez.

“El señor anda muy acomedido, de queda bien con el gobierno del estado, criticando a un alcalde del PRD cuando debería ocuparse de Chilpancingo, tiene un verdadero caos en la capital. Marco Antonio Leyva es el peor presidente municipal que ha tenido Chilpancingo y haría bien en ocuparse de lo suyo y deje de buscar congraciarse con el gobierno estatal. Es el menos autorizado para opinar sobre otros gobiernos”.

Minimiza viaje de Robespierre a Las Vegas

De la renuncia de quien fuera presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Robespierre Robles Hurtado, el líder perredista dijo que es una decisión respetable, y dijo que no tener elementos para opinar respecto a las especulaciones de que dejó el cargo por las críticas que generó su visita a Las Vegas, Estados Unidos, en vacaciones de Semana Santa, y que presumió en redes sociales.

Cesáreo Guzmán comentó que el PRD se queda con la versión de que Robles Hurtado renunció por cuestiones de salud y minimizó el viaje que el ex presidente del Poder Judicial hizo junto con su esposa a Las Vegas, pese a que en febrero se anunció  un plan de austeridad para el Tribunal.

“Un personaje como Robespierre que vaya a Estados Unidos no debe tener novedad. No genera conflicto porque el señor es un hombre económicamente bien acomodado y creo que tiene para eso, por eso nos quedamos con su versión”, expresó.

Finalmente el líder perredista refirió que Robles Hurtado hizo muy poco al frente del Poder Judicial y dejó muchos pendientes que deben ser resueltos de inmediato, y se pronunció a favor de la división de poderes para que el TSJ ejerza su autonomía.