México, (Notimex).- El Parlamento del Líbano discute actualmente un proyecto de ley que permitiría la legalización del cultivo de cannabis para uso médico e industrial, como una medida para impulsar su economía paralizada y frenar la producción ilícita de la planta psicoactiva.

Read Khoury, ministro de Economía, manifestó su apoyo a la medida, tras señalar que la legalización del cannabis en el país podría generar un millón de dólares al año, porque “la calidad del hachís de Líbano es de las mejores del mundo”.

La regulación solo aplicaría para el cannabis que contenga menos del uno por ciento del puesto psicoactivo denominado TCH, el cual da los efectos recreativos y por lo que se ha popularizado tanto esta sustancia.

Por su parte, Yassine Jaber, parlamentario que encabezó el subcomité que redactó el proyecto de ley, informó que la medida ha sido aprobada ya por comités parlamentarios y ahora se encuentra en la discusión final antes de su aprobación, con lo cual “se buscaría crear un nuevo mercado de plantas de cannabis que aún no se hayan cultivado en el país”.

Asimismo, el diputado destacó que el proyecto está basado en un informe presentado en 2019 por una consultora estadounidense que recomendó al país “legalizar la producción de cannabis para medicamentos de alto valor agregado”.

La cadena de televisión Al Jazeera destacó que Líbano ha cultivado la planta durante 100 años y es uno de los grandes productores de hachís del mundo, “un derivado pegajoso y de olor dulce de la planta de cannabis que se parece al chocolate”.

Sin embargo, es ilegal producir, vender o usar cannabis en el territorio, está ampliamente disponible localmente y también se exporta ilegalmente, señaló AlJazeera.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que alrededor de 147 millones de personas, o el 2.5 por ciento de la población mundial, consumen cannabis.