Un total de 13 migrantes, 12 de ellos mexicanos y otro más salvadoreño, fueron liberados de un supuesto secuestro en una casa de seguridad, ubicada al oriente de la ciudad de Mexicali, en Baja California, así como a dos de sus presuntos captores fueron arrestados.

La Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) informó en un comunicado que durante varios días los 13 migrantes estuvieron secuestrados y presuntamente fueron golpeados por dos integrantes de un grupo delictivo.

El operativo realizado por agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP), con apoyo de la Policía Ministerial del Estado (PME), permitió rescatar a las personas, quienes se encontraban en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Villas de la República.

El parte policiaco detalló que el pasado domingo 1 de mayo, se recibió una denuncia anónima en la comandancia de la PEP, donde informaban sobre actividad delictiva, en un predio ubicado en la calle Villa Cortéz, del citado fraccionamiento.

Al contar con dichos datos, las áreas de inteligencia de ambas corporaciones arribaron al lugar, donde observaron a un sujeto que caminaba por la acera en actitud sospechosa, quien traía fajada en la espalda un arma de fuego con cachas blancas.

Una vez que los oficiales le pidieron detenerse, el sospechoso emprendió la huída, por lo que descendieron de la unidad para darle alcance, momento en el que el sujeto corrió y se introdujo al domicilio descrito en la denuncia anónima.

En el lugar, los oficiales escucharon gritos de auxilio que provenían del interior, al tiempo que el sospechoso identificado con el nombre de José “N”, intentó brincar una barda posterior del domicilio, para huir, pero fue interceptado por los agentes.

José, quien es originario de Hermosillo, Sonora, se encontraba en posesión de un arma de fuego calibre .38 súper, abastecida con un cargador y seis cartuchos.

Al ingresar al domicilio para ver que las personas que pedían auxilio estuvieran bien, los oficiales detuvieron a otro individuo identificado como Raúl Medrano Munguía, oriundo de Mexicali, Baja California.

Los gritos provenían de dos habitaciones, en donde fueron encontrados 11 hombres y dos mujeres de diversos estados de la República Mexicana y uno de ellos de El Salvador.

La dependencia informó que los dispositivos continuaron durante la noche, ya que se buscaban más objetivos relacionados con el secuestro de los migrantes, debido a que al parecer los detenidos pertenecen a una banda dedicada a dicho ilícito.

Los datos arrojados tras el operativo dejan ver que, al parecer, los migrantes tenían varios días secuestrados y habían sido golpeados y amenazados, además, los presuntos delincuentes ya habían cobrado dinero a los familiares de las víctimas por su liberación.

Los detenidos fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes, para que se realicen las investigaciones necesarias, mientras que los migrantes fueron canalizados a la Unidad Estatal de Atención al Delito de Secuestro.

Con información de Notimex