Ciudad de México.- El escolta acusado de haber disparado la bala que mató a Adolfo Lagos, director general de Izzi Telecom, fue liberado este martes bajo reservas y acusado de homicidio imprudencial.

De acuerdo con Radio Fórmula, el sujeto enfrentará el proceso en su contra en libertad, debido a que el cargo que se le imputa no amerita la medida de prisión preventiva.

La Fiscalía General del Estado de México sostiene que el imputado activó su arma calibre 9 mm al intentar defender a Lagos Espinosa durante un intento de asalto en la carretera México-Tulancingo, a la altura del municipio de Nopaltepec. Una de las balas disparadas por el imputado habría impactado, por error, en el cuerpo del directivo de Televisa, quien murió en el lugar.

Las autoridades mexiquenses continúan en búsqueda de 2 sujetos que habrían intentado despojar de una bicicleta a Adolfo Lagos la mañana del domingo. Se cree que uno de ellos resultó herido durante el enfrentamiento con los guardias de seguridad.

En el lugar no se encontraron casquillos diferentes a los de las armas portadas por los escoltas del empresario, pero una de las hipótesis sugiere el uso de un revólver por parte de los ladrones, lo que explicaría la ausencia de los casquillos.