Chilpancingo, Guerrero.- En cinco años de trabajo como librero, César Cabrera se muestra sombrío  cuando dice que en el mismo periodo ha vendido unos 700 ejemplares de ‘El Principito’, la novela corta más famosa del escritor francés Antoine de Saint-Exupéry.

Su lugar de trabajo, una librería Educal, es uno de los poquísimos lugares en Chilpancingo donde se pueden encontrar libros para niños, adolescentes, música, arte y literatura en general.

El establecimiento abre sus puertas a los visitantes de 10 a 20 horas de lunes a sábado, y es visitada a diario por unas 12 o 26 personas, una cifra demasiado baja, comenta el propio César.

La librería se ubica dentro del Palacio de Cultura de Chilpancingo, un edificio que permanece semi cerrado y qué actualmente atraviesa por un proceso de remodelación. Al interior del comercio son recurrentes los martilleos y sonidos de taladros.

Solo entran al establecimiento los verdaderos clientes, y aquellos que por curiosidad, observan el anuncio de Educal en color verde que se encuentra en la entrada. En el lugar, dentro de las decenas de libros, predomina un olor fuerte a polvo a causa de la remodelación.

Para César, el problema de lectura en la sociedad va más allá del costo de los libros, sino que tiene que ver con la falta de compromisos de los padres de familia y maestros, por coartar el interés de los jóvenes y niños ante un libro que no tiene caducidad.

Él mismo compara a los libros con los discos de música y películas, por su forma de venta, pues están enfocados en determinado público e interés, y en la mayoría de las veces tiene que ver por moda o la influencia de ciertas obras.

Los jueves, la librería organiza en coordinación con el Ayuntamiento de Chilpancingo, un programa de lectura llamada ‘Viva Voz’, a la que acuden varias personas constantes, sin embargo, la dificultad radica en captar nuevos públicos.

César Cabrera ubica algunos puntos que atentan contra la lectura, como lo es el asunto de piratería y el trato que la ciudadanía da a un lector, a quién se le cataloga habitualmente como una persona recluida.

Lo más solicitado entre la clientela son Juego de Tronos, una novela de George R. R. Martín; La Saga de Harry Potter, escrita por J. K. Rowling; También Las Crónicas de Narnia, de C. S. Lewis. También es buscada la crónica de Los Hornos de Hitler, escrita por Olga Lengyel.

Aún con las precariedades económicas del sistema Educal, la librería, uno de los cinco establecimientos en la ciudad, se ofrecen otras obras de autores mexicanos poco demandadas, como de Paco Ignacio Taibo II, Francisco Martín Moreno, Juan Jose Arreola y Jorge Ibargüengoitia.