México.- Antes de iniciar el nuevo año escolar, el reverendo Dan Reehil recurrió a varios exorcistas en busca de consejo.

Reehil, pastor de la escuela católica St. Edward en Nashville, estaba preocupado por las lecciones heréticas que los estudiantes podrían aprender de los libros de Harry Potter. En un correo obtenido por WTVF, el hombre escribió a miembros de la facultad. Por consejo de los exorcistas que consultó, quienes compartieron su preocupación, purgó la serie de libros de la biblioteca de la escuela.

"Estos libros presentan la magia como buena y mala, lo cual no es verdad, pero de hecho es un engaño inteligente", explicó. "Las maldiciones y hechizos que usan en el libro son maldiciones y hechizos reales; los cuales, al ser leídos por humanos, corren el peligro de conjurar espíritus malignos en presencia de la persona que lee el texto".

No es la primera vez que novelas que narran aventuras y la mayoría de edad de un joven mago han sido expulsadas de campus escolares. Sin embargo, el furor de las acusaciones de satanismo y adoración al diablo han disminuido en los últimos años, y la decisión de quitar los libros de Harry Potter de St. Edward parece haber tenido el poco apoyo por parte de la comunidad escolar, de acuerdo con WTFV.

Los padres expresaron sus preocupaciones en una carta anónima compartida este lunes a la estación en la que sugieren que la decisión planteó preguntas acerca de las opiniones "marginales" del sacerdote y su habilidad para "evaluar críticamente y discernir los hechos de la ficción" y se quejaron de que la decisión se tomó unilateralmente sin las aportaciones de los padres o otros administradores de la escuela.

En una respuesta enviada por correo electrónico a los padres, Rebecca Hammel, superintendente de las escuelas de diócesis católica en Nashville, explicó que la biblioteca había sido reacomodada en el verano, y los libros que no eran utilizados con frecuencia o no eran considerados apropiados para la edad de los estudiantes fueron retirados.

Localizada en la zona sur de Nashville por 60 años, St. Edward está "guiada por la fe y comprometida con la excelencia educativa", de acuerdo con la misión que la escuela declara tener. La asistencia a clases de doctrina cristiana y misas dos veces por semana es obligatoria, y la escuela dice que el propósito de la biblioteca es animar a los estudiantes a abrazar y modelar el evangelio de Jesucristo al proporcionar materiales que apoyen los valores y la misión de iglesia católica".

De acuerdo con el correo de Reehil a los miembros de la facultad, los libros de Harry Potter no cumplen con ese estándar. "Los libros usan medios nefastos para lograr las metas de los personajes, incluyendo los "personajes buenos", escribió para argumentar que este acto no puede ser considerado moralmente bueno bajo la teología católica si es logrado a través de métodos cuestionables. Los libros de Harry Potter, reclamó, "promueven un enfoque maquiavélico para lograr los fines deseados por el medio que sea necesario".