#Creativos

Libros sobre la matanza del 68 revelan lo que estudiantes no pudieron

Después de la trágica matanza, el terrible hecho no quedó en el olvido. Aquí los títulos que recuerdan la tragedia.

Por Redacción, 2018-10-02 10:44

México.-Hace 50 años el silencio y la sangre reinaron la noche del 2 de octubre en Tlatelolco. Con disparos, los estudiantes fueron callados, pero su historia no. Muchos fueron los intelectuales que se opusieron a las medidas del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz.

Los primeros en escribir del movimiento estudiantil fueron los integrantes del Comité de Intelectuales, Artistas y Escritores, liderados por José Revueltas e instaurado en agosto de 1968. En sus filas estaba Juan Rulfo, Carlos Monsiváis, Manuel Felguérez, entre otros, quienes redactaron reseñas, crónicas y análisis del Consejo Nacional de Huelga, así como de sus demandas. Después de la trágica matanza, el terrible hecho no quedó en el olvido.

Los siguientes años comenzaría la publicación de una serie de libros basados en los sucesos de esa tarde, convirtiendo así al 2 de octubre en uno de los hechos más oscuros de la historia de nuestro país, y dándole más sentido a la palabra Tlatelolco, que en náhuatl significa montón de tierra.

Fue con ensayos, obras de teatro, novelas, poesía y crónicas que los intelectuales se manifestaron en contra de las acciones del gobierno mexicano del 2 de octubre y dejaron en duda la versión de una revolución liderada por los estudiantes.

Dos autores redactaron su testimonio desde la cárcel.

El Palacio Negro

Muchos fueron los detenidos antes y después del 2 de octubre, entre ellos había líderes del CNH, profesores y muchos estudiantes.

Ahí se encontraba José Revueltas, encarcelado por incitar al movimiento. Desde la cárcel de Lecumberri escribió México 68: Juventud y revolución, publicada en 1978 como obra póstuma. En ella, Revueltas reflexiona acerca del movimiento, presentando documentos, apuntes, notas, cartas y críticas abiertas al gobierno.

A la obra de Revueltas, se le suma el primer libro de Luis González de Alba, un estudiante de psicología de la UNAM que fue detenido el 2 de octubre en Tlatelolco y llevado a la cárcel. Durante los dos años que pasó recluido, escribió Los días y los años, publicada en 1971.

La musa

Alicira Soust Scaffo, un personaje casi olvidado en su país natal, Uruguay, es recordado con mucho cariño por los mexicanos. Fue maestra, poetisa y amiga de los escritores León Felipe, Juan José Arreola, José Revueltas y Roberto Bolaño, y del director de orquesta Eduardo Mata, así como ayudante del pintor Rufino Tamayo. Su figura aguerrida la seguiría por mucho tiempo, e incluso fue inmortalizada por Roberto Bolaño en sus obras Detectives salvajes y Amuleto.

De igual forma, Vicente Leñero la recuerda en su libro Historias del 68. En ella se ve cómo reprodujo en la radio comunitaria el disco Voz viva de León Felipe, recitando sus poemas mientras militares sitiaban la UNAM. Se sabe que se escondió en los baños de la torre de Humanidades por 12 días sobreviviendo con agua y papel de baño. El poeta Rubén Bonifaz Nuño, quien en ese entonces era coordinador de Humanidades, recorrió la zona junto con Miguel León Portilla y la encontró casi moribunda.

La poesía

Los poetas, por su parte, empezaron a reclamar desde sus versos lo ocurrido la tarde que tiñó de sangre Tlatelolco. El primero en alzar la voz fue Octavio Paz con su poema México: Olimpiada de 1968 y con ella presentó su renuncia a la embajada de la India.

A él, se le sumaron poetas como Margarita Paz Paredes con su Canto a la juventud, Paco Ignacio Taibo con Septiembre y Elsa Cross con A quien corresponda, un resumen de las protestas que culminaron en la noche de Tlatelolco. Rosario Castellanos, Jaime Sabines, José Carlos Becerra, Eduardo Santos y Juan Bañuelos mostraron con sus versos el dolor de los muertos y de los vivos, el horror de lo vivido esa tarde.

“…esparcidos están los cabellos, / destechadas las casas, / enrojecidos sus muros. / Gusanos pululan por calles y plazas/ y en las paredes están salpicados los sesos…”, escribe Juan Bañuelos en su poema No consta en actas, publicado a finales de 1968 en el suplemento de la revista Siempre!

La primera novela

Dentro de toda la extensa gama de libros, resalta uno en particular por considerarse como la primera novela registrada, muchos consideran como falsa porque está basada en el supuesto diario de uno de los líderes del Consejo Nacional de Huelga, llamado El móndrigo, y que el libro lleva el mismo nombre. De acuerdo con la editorial Alba Roja, el cuerpo del líder fue encontrado con el manuscrito en el edificio Chihuahua el 2 de octubre. El libro publicado en 1969 en sí, presenta una tesis que da a entender que los estudiantes sí pretendían arrebatarle el poder al gobierno, sin embargo, aún se desconoce su autoría ni su financiamiento.

A esta novela le siguieron una larga lista, entre las que destacan El gran solitario de Palacio de René Avilés Fabila, El infierno de todos tan temido de Luis Carrión Beltrán, Palinuro de México de Fernando del Paso, Si muero lejos de ti de Jorge Aguilar Mora, Los símbolos transparentes de Gonzalo Martré, Muertes de Aurora de Gerardo de la Torre, Juegos de invierno de Rafael Solana, Los octubres de Otoño de Martha Robles, Los testigos de Emma Prieto, Héroes convocados de Paco Ignacio Taibo II, Con él, conmigo, con nosotros tres de María Luisa Mendoza.

Asimismo, crónicas como La noche de Tlatelolco de Elena Poniatowska, Días de Guardar de Carlos Monsiváis, Tiempo de hablar de José Revueltas, Eduardo Valle y Álvarez Garín, Libertad bajo protesta de Heberto Castillo y muchos más. A 50 años de esa trágica noche, la literatura sigue publicando mediante metáforas, críticas y ficción una cruda realidad que vivieron no solo los estudiantes, sino todo México.

#Creativos

Periodista mexicana galardonada al Premio Princesa de Asturias

La reportera mexicana, de 69 años, aprecia como principal diferencia entre la prensa iberoamericana y la anglosajona, para la que ha trabajado casi toda su carrera, la mayor capacidad económica en la segunda.

Por Redacción, 2018-10-22 17:08

México, EFE.-El rey de España Felipe VI, entregó hoy el premio Princesa de Asturias a la periodista mexicana Alma Guillermoprieto, galardonada en la categoría de Comunicación y Humanidades.

La “verdad y su defensa a ultranza” fue algunos de los rasgos que Felipe VI subrayó de la mexicana agregó que es “una periodista imprescindible para entender la historia de los últimos decenios, sobre todo de Iberoamérica”.

Felipe resaltó que Guillermoprieto ha trabajado “en lugares en los que no hay apenas resquicio para la esperanza” para poner de relieve “la grandeza de vivir con absoluta dignidad incluso en medio de las mayores desgracias”.

En su comparecencia ante los medios en Oviedo (España) tres días antes de recoger el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, Guillermoprieto quiso trasladar una visión optimista del futuro de una profesión de la que no se sintió parte hasta que comprobó “que tenía lectores” pues alguien leía en “The Guardian” en Londres sus crónicas sobre la revolución sandinista.

A partir del concepto de que su única responsabilidad es con la gente que la lee, la autora de “La Habana en un espejo” lamenta que “el estado de terror” que generó la expansión de internet, la avalancha de medios alternativos y la crisis causada en los medios tradicionales no haya permitido aún “ver ese nuevo mundo de internet con calma”.

“No creo de ninguna manera que vaya a acabar con el periodismo. Ofrece un potencial inmenso para hacerlo de una forma nueva, pero si no nos encargamos nosotros mismos de buscar formas diferentes y nuevas de periodismo virtual, nosotros vamos a ser los encargados de nuestra propia destrucción”, advierte.

Apunta a que el modelo que haga sustentable el periodismo en internet “está por crearse, pero tiene que existir” para proveer a la sociedad de una labor “indispensable”.

La reportera mexicana, de 69 años, aprecia como principal diferencia entre la prensa iberoamericana y la anglosajona, para la que ha trabajado casi toda su carrera, la mayor capacidad económica en la segunda.

Así, la prensa estadounidense “mal que bien” sigue pudiendo financiar grandes reportajes, capacitar a sus profesionales e incluir la cobertura internacional como una parte central de su labor mientras que la hispanoamericana “no tiene la plata”, los medios no puedan conceder a sus periodistas “un mes para ir a reportear” como sí hace ella en sus colaboraciones con publicaciones como la revista The New Yorker.

“Otra gran diferencia es que a nosotros nos matan y en Estados Unidos eso ocurre muy rara vez, pero en Colombia o Brasil la cifra de muertos es escandalosamente alta”, lamenta.

Horas después de mantener un encuentro titulado “Periodismo con Alma” con jóvenes informadores en el Centro Niemeyer de la localidad asturiana de Avilés, la reportera menciona como cualidades indispensables en un informador “la curiosidad, la capacidad y la terquedad” que deben llevar a cada uno a descubrir “su propia forma de ser periodista”.

“Es lo que tiene de arte este oficio, que cada uno hace su propio periodismo”, subraya esta reportera, a la que no le gusta cubrir historias sobre el poder ni sobre la política.

Guillermoprieto es la tercera mujer en obtener el galardón de Comunicación y Humanidades, por su profundo conocimiento de la compleja realidad latinoamericana y la forma en que sabe transmitirlo a los lectores angloparlantes.

#Creativos

Poeta Rafael Cadenas, premio Reina Sofía, presenta su obra antológica

El autor, nacido en 1930 en Barquisimeto, recibirá mañana en Salamanca (oeste) de manos de la reina Sofía de España ese galardón que conceden Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca.

Por Redacción, 2018-10-22 15:22

Madrid, (EFE).- Sencilla y a la vez “terriblemente honda”. Así es la poesía del poeta venezolano Rafael Cadenas, que mañana recogerá el XXVII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y que hoy presentó su Obra Antológica, la de un escritor que todavía no es consciente “de lo perdurable que será su palabra”.

“Yo nunca he pensado en premios, simplemente eso ha ocurrido. Más bien me asustan”, dijo Cadenas en la presentación de su antología “No es mi rostro”, en el Palacio Real de Madrid.

El autor, nacido en 1930 en Barquisimeto, recibirá mañana en Salamanca (oeste) de manos de la reina Sofía de España ese galardón que conceden Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca y que, dotado con 42.000 euros, está considerado como el más importante de poesía en castellano.

Hoy presentó la edición de su antología, parte del premio, titulada “No es mi rostro”, en la que el escritor adelantó algunos de los temas que protagonizarán su intervención de mañana tales como la “importancia” de la amistad entre España y Venezuela o los cambios en su poesía, motivados por su propia experiencia vital.

“Hay una poesía del presente, que es la que trato de escribir sin excluir desde luego lo que ha ocurrido en el pasado, porque eso sería también mutilarse. En los libros que he escrito hay pasado, hay presente y poco futuro”, aseguró el escritor, que habló la situación actual de Venezuela.

Lo que más afecta al país caribeño es la inflación que ha “empobrecido a todos literalmente”, señaló un escritor que tiene entre sus referentes a Walt Whitman.

“Él fue el símbolo de la democracia, a la que hay que defender porque está amenazada en muchos países. El totalitarismo ha sobrevivido o ha vuelto y yo creo que no hay que descuidarse en ese sentido”, añadió el premiado.

“Más que rebelde, trato de ser consciente porque la consciencia está por encima del pensamiento. La consciencia es la que ve el pensamiento”, subrayó Cadenas, autor del poema “Derrota”, que trascendió como un icono de la Generación de los 60 y del que hoy se siente “muy lejos”.

Ese poema, asegura, no lo escribió él sino “un joven de 32 años” que ahora, a los 88, piensa diferente: “Ahora la vida que me ha sido dada contradice lo que dice el poema, ha precisado el autor, convencido de que “la vida está en el momento presente”.

A la cita acudieron Alfredo Pérez de Armiñán, presidente de Patrimonio Nacional, el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, y el antólogo, Juan Pablo Gómez Cova, quienes dedicaron numerosos elogios tanto al poeta como a su trayectoria.

La poesía de Cadenas, dijo Gómez Cova, es “tan sencilla y, sin embargo, tan terriblemente honda” y el poeta, “un pensador y un artesano” que rinde homenaje con sus versos la vida “tangible, simple y verdadera”.

“Acaso Rafael Cadenas todavía no sea consciente de lo perdurable que será su palabra”, subrayó Gómez Cova sobre la obra sobre el primer autor venezolano en recibir el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.
Miembro de la generación literaria del 58, Cadenas impregnó sus publicaciones de un profundo carácter de defensa de las libertades y los derechos humanos.

Durante los años en los que permaneció exiliado en Trinidad (1952-1957) aprendió inglés y tuvo la oportunidad de traducir y aprender de poetas anglosajones hasta alcanzar un estilo propio en el que está el sello de un ser “extraordinariamente atento al mundo exterior”, como destacó Gómez Cova.

El presidente del Patrimonio Nacional ensalzó la trayectoria poética del escritor, su carrera como ensayista y su labor como docente y subrayó su influencia sobre las generaciones de escritores iberoamericanos.

“Además de admirar la trayectoria poética de Cadenas, nos sentimos profundamente conmovidos por su posición pública, la de un intelectual que respeta y hace con su vida muestra constante de los valores como la dignidad, la tolerancia, la defensa de los derechos, la limitación de los abusos”, apuntó el rector.

#Creativos

Feria del Libro de Oaxaca inaugura su 38 edición en nueva sede

El encuentro ofrecerá del 20 al 28 de octubre más de 400 actividades con escritores, artistas y gran número de editoriales.

Por Redacción, 2018-10-21 10:26

Oaxaca, (Notimex).– En su nueva sede que es el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, se inauguró hoy la 38 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO) 2018, que reúne a un gran número de editoriales, escritores y artistas para ofrecer más de 400 actividades.

“Este espacio que ha sido recuperado y aunque es imposible devolverle su antiguo esplendor, para nosotros esta es una oportunidad de reconvertirlo nuevamente en un jardín, donde las flores, los lagos, los pájaros y los cantos salgan de los libros y las historias que contienen”, expresó Guillermo Quijas-Corzo, director general de la feria.

Comentó que para la población y la FILO, el Centro Histórico es un espacio vibrante y lleno de energía, pero más allá de su magia particular, la feria requería de un recinto que ofreciera las mejores condiciones en infraestructura, seguridad y comodidad para albergar una programación de mayor diversidad, buena oferta editorial.

“Por ello, hoy se inaugura la FILO en un nuevo ciclo como todo en la vida, se construye sólo de manera colectiva, mano a mano con expositores, escritores, instituciones públicas, educativas y empresas, sobre todo los lectores.

“Se vienen nuevos desafíos, uno muy importante para nosotros es nuestra participación frente a los sismos de septiembre del año pasado, la tragedia nos ensombreció en numerosas comunidades de Oaxaca y ha tenido un impacto muy profundo”, precisó Quijas-Corzo, ante un auditorio colmado de lectores.

Reconstruir en el sentido más amplio de la palabra, pero no se trata solamente de una reconstrucción material, sino también de la reconstrucción del tejido social.

“Para colaborar en esa reconstrucción, en la edición pasada lanzamos la campaña Tejamos Oaxaca, la cual nos permitió además de ayudar, reconectar a esas comunidades que aún en medio de la desgracia, han sabido conservar sus esperanzas”, dijo.

Abundó que mientras avanzaban en los trabajos de esa campaña entendieron que ésta no debía ser sólo una estrategia de recaudación y apoyo en tiempos de crisis.

Se dieron cuenta de que Tejamos Oaxaca debía convertirse en un programa de vinculación de manera permanente con las regiones del estado, colaborando en la vida cultural de las comunidades a través de una agenda que sea resultado conjunto de gestores y artistas oriundos del lugar.

Alejandro Murat Hinojosa, gobernador de Oaxaca, manifestó ante la presencia de José Antonio Hernández Fraguas, presidente municipal de Oaxaca de Juárez, que también está a favor de los cambios, la realidad es que la sociedad es una sociedad dinámica, no es estática.

“Es la innovación y la capacidad de abrir la conversación, de tener un debate en torno a temas fundamentales lo que han permitido que nuestra sociedad avance, que nuestra sociedad también señale aquellos temas en donde todavía nos mueve”, afirmó el mandatario de la entidad.

“Este tipo de celebración, este tipo de evento como la FILO, que se realiza del 20 al 28 de octubre, debe ser una constante en la sociedad, debe ser permanente, es un conocimiento y es la información el poder más grande que puede tener cualquier persona.

“Es ahí donde se encuentra el poder real de construir tus sueños en lo individual, y de cambiar los planteamientos sociales cuando no estamos de acuerdo o cuando creemos que hay grandes oportunidades de ir hacia adelante”, precisó.

Murat Hinojosa apuntó: “En esta feria del libro tendremos la oportunidad de releer al Premio Nobel de Literatura, Octavio Paz, y a su ‘Laberinto de la soledad’ y su pensar México”.