México.- Pese a la contingencia sanitaria que se vive en México, el programa de abasto social de leche (PASL) de Segalmex-Liconsa mantiene el suministro del lácteo a beneficiarios, así como el acopio de parte de productores que viven de esta actividad.

El director de Operación en Liconsa, Bernardo Fernández Sánchez, explicó que ante la contingencia del COVID 19 se ejecuta un plan que responde a las medidas dadas a conocer por la Secretaría de Salud y que se aplican diariamente en plantas, centros de trabajo y lecherías.

“Estamos cumpliendo las normas de salubridad requeridas para asegurarnos que la operación del Programa de Abasto Social de Leche no se vea afectada”, dijo Fernández Sánchez.

Añadió que se ha proporcionado gel antibacterial y cubre bocas a trabajadores y concesionarios en lecherías. Adicionalmente, Liconsa extendió los horarios en los puntos de venta para evitar aglomeraciones.

“La idea es que los beneficiarios se distribuyan en el tiempo, es decir, si van a la lechería y ven que hay mucha gente tengan la opción de regresarse a sus hogares y volver más tarde. Se les recomienda, además, que acudan sin niños y sin adultos mayores”.

Señaló que el suministro de leche está asegurado para la Semana Santa en beneficio de los más de seis millones de personas que conforman el Padrón de Beneficiarios, “ninguna lechería se quedará en desabasto”, aseguró.

Liconsa cuenta con 55 centros de acopio, ubicados en Hidalgo, Veracruz, Chiapas, Campeche, Oaxaca, Jalisco, Chihuahua, Guanajuato, Aguascalientes, Zacatecas y Michoacán.

En cuanto hace al acopio de leche, el director de Operación en Liconsa confirmó que continuará la actividad regular para atender a pequeños y medianos productores que viven de la venta diaria de leche.

“Los seguiremos apoyando porque contamos con plantas secadoras para la generación de inventario. En Liconsa estamos preparados para continuar la distribución regular de nuestro producto”, finalizó Bernardo Fernández.