La defensora de los derechos humanos y dirigente de izquierda, Imelda Daza, resultó ilesa de un atentado en la ciudad de Cartagena, denunciaron hoy dirigentes del partido de izquierda La Unión Patriótica (UP).

El ataque contra la dirigente social se registró la noche del viernes en la sede del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria de los Materiales de Construcción de Cartagena (Sutimac), ubicada en el barrio Nuevo Bosque, en la ciudad de Cartagena.

Un grupo integrando por tres hombres atacó la sede sindical y logró herir a uno de los escoltas del secretario general del sindicato, Manuel Fernández, quien evitó que las balas impactaran a Daza.

De acuerdo con el reporte, los atacantes lograron huir en una motocicleta de alto cilindraje.

Daza es una las pocas dirigentes del movimiento UP, que fue exterminado por sectores de extrema derecha en alianza con agentes del Estado, a mediados de la década de los años 80 e inicios de los 90.

La UP fue un movimiento político que surgió como parte de los primeros diálogos de paz entre el gobierno conservador de Belisario Betancourt (1982-1986), con las guerrillas de las FARC, que originó una ofensiva de la extrema derecha que dejó como saldo el asesinato de más de tres mil militantes de la UP.

Con información de Notimex