México.- Una empresa fantasma que aparece en mensajes secretos de Odebrecht como supuesta intermediaria de sobornos, recibió contratos por casi 180 millones de pesos de la administración federal de Enrique Peña Nieto y de los gobiernos de los priístas Rubén Moreira en Coahuila y Alfredo del Mazo en el Estado de México por concepto de servicios “de lavandería y limpieza”, revelan nuevos documentos obtenidos por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Otros 13.3 millones de pesos fueron pagados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a una segunda empresa fantasma en la que participa la hermana de un presunto receptor de millonarias transferencias del departamento de sobornos de Odebrecht.

Como parte de la investigación #BriberyDivision, coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, MCCI tuvo acceso a documentos extraídos de la plataforma secreta Drousys, que registraba todas las operaciones del departamento de sobornos de Odebrecht.

En los documentos revisados se localizaron transacciones de Odebrecht por 13 millones de dólares que involucran a 3 empresas mexicanas, dinero que estaría ligado con actos de corrupción en México y en otros países, como Ecuador y Venezuela.

De ese monto, casi 5 millones de dólares involucran a PLC Servicios SA de CV, una empresa creada en Veracruz en 2008, pero con domicilio fiscal en Monterrey, y que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) declaró como “fantasma” en febrero del presente año, al determinarse que simulaba operaciones.

MCCI encontró que PLC Servicios había sido contratada por el SAT en diciembre de 2013 para la limpieza de sus oficinas. En ese momento, el titular de la dependencia era Aristóteles Núñez y el secretario de Hacienda Luis Videgaray.

Los mayores contratos a la presunta intermediaria de Odebrecht los otorgó la administración del actual gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, que entre diciembre de 2017 y agosto de 2018 desembolsó 172 millones de pesos.

También el exgobernador de Coahuila, Rubén Moreira, asignó un contrató a PLC Servicios por 3.8 millones de pesos.

En junio de 2015, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que en esos días encabezaba Enrique Ochoa Reza, le asignó un contrato de limpieza por 10.3 millones de pesos a un consorcio en el que participaba Adding Machine Company, empresa vinculada con otra presunta intermediaria de sobornos de Odebrecht en nuestro país.

En Adding Machine participa la hermana del dueño de Blunderbuss Company, empresa fantasma de Veracruz que entre 2009 y 2011 había operado 6.1 millones de dólares del departamento de sobornos de Odebrecht, según documentos obtenidos por MCCI.

Una auditoría interna determinó que el servicio contratado no se había efectuado, porque los formatos de supervisión de limpieza en la CFE fueron impresos en hojas recicladas que corresponden a 2016, cuando se supone se levantaron y firmaron en 2015.

Pese a ello, la CFE asignó directamente más contratos a la misma empresa por casi 3 millones de pesos entre 2016 y 2017.