La tasa de desempleo en Estados Unidos se contrajo de manera mínima durante abril pasado, para colocarse en 5.4 por ciento tras la adición de 223 mil nuevos empleos, reportó hoy el Departamento del Trabajo.

La baja respecto de la tasa de 5.5 por ciento registrada en marzo pasado desconcertó a la mayoría de los analistas debido a que el número de nuevos empleos creados en abril fue muy superior a los 85 mil de marzo.

Entre los principales grupos étnicos, el desempleo registró un desempeño mixto marcado por la baja entre los afroestadunidenses, donde la tasa pasó de 10.1 a 9.6 por ciento, en tanto que entre los blancos se mantuvo sin cambios en 4.7 por ciento.

En contraste, entre los hispanos el desempleo registró una ligera alza al pasar de 6.8 a 6.9 por ciento, mientras que entre los asiáticos cerró en 4.4 por ciento, seis décimas de puntos por arriba respecto a la tasa de marzo.

La expansión del empleo durante abril estuvo encabezada por el sector de servicios profesionales y de negocios, donde se agregaron 62 mil nuevas posiciones, seguido por las 45 mil en el sector de salud y 45 mil en el de la construcción.

El sector de transporte adicionó 15 mil nuevos empleos, en tanto que en otros como el de manufacturas, comercio el menudeo y de turismo, entre otros, se mantuvo sin mayores cambios.

Por otro lado, el sector minero reportó una pérdida de 15 mil empleos, que en gran medida pareció ser un reflejo de la baja en los precios del petróleo debido a que una tercera parte de esta se produjo en tareas de extracción de gas y petróleo.

La dependencia revisó además a la baja las cifras de nuevos empleos durante febrero y marzo pasados, resultando en 39 mil posiciones menos combinadas, respecto a las reportadas inicialmente para esos dos meses.(Notimex)