El viacrucis de cada año en el poblado Kilometro 30, se retrasó una hora. Cuando comenzó, ante más de 2 mil asistentes, la historia de Jesucristo conocida universalmente, cobró vida a través de los actores que revivieron su vida.

Marco Antonio Sandoval Valdez, actor que personificó a Jesucristo, recibió 40 latigazos frente a los asistentes que observaban curiosos y asombrados, otros con temor. Una de las incidencias ocurrió cuando la actriz que interpretó a Salomé, cayó del carruaje que venían sosteniendo soldados romanos.

La representación recordó cómo fue presentado y juzgado, uno de los personajes de la historia cuyo actuar ha quedado presente entre millones de fieles devotos: Jesús. Ante el rey Herodes, fue abucheado por los romanos y sentenciado a la crucifixión.

Bajo un sol que pudo quemar a cualquiera y a pesar de que la historia es por todos conocida, personas devotas y fieles, sollozaron cada que Jesucristo recibía un latigazo. Herodes rehusó juzgarlo y fue el pueblo quien decidió su destino.

Ya con menos personas presentes en el lugar, inició el recorrido o viacrucis que Jesús transitó por las colonias aledañas para culminar en la crucifixión del personaje que actuó apasionadamente.