El Consejo Nacional de Morena aprobó la tarde de este lunes un pronunciamiento en favor de la liberación de quien fuera dirigente de la Policía Comunitaria de Olinalá, Nestora Salgado García, así como recabar firmas para ser presentadas ante el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a fin de que analice su caso.

El presidente de Morena en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, detalló que el acuerdo tomado por el Consejo Nacional refiere que todos los comités de ese partido a nivel nacional iniciaran con la recolección de firmas que serán presentadas ante la ONU, con el objetivo que el apartado de Derechos Humanos analice y se pronuncie en el caso de Nestora Salgado.

Desde la perspectiva de Morena, el caso de la comandanta está lleno de violaciones a derechos humanos y al sistema judicial, al no reconocer la vigencia de la Ley 701, bajo la cual actuó en el municipio de Olinalá, cuando estuvo al frente de la Policía Comunitaria de la Coordinador Regional de Autoridades Comunitarias.

“Nosotros afirmamos que hay violaciones graves y sistemáticas del gobierno, específicamente del gobierno de Guerrero y su Fiscalía en torno al caso de Nestora; no se están respetando los derechos humanos, no se está respetando el Estado de derecho, hay una ley vigente que no quiere reconocer la Fiscalía que es la Ley 701, y que Nestora Salgado es una autoridad del estado, y en ese contexto, ella no tiene delito por cual perseguírsele”, dijo Sandoval en conversación telefónica.

Abundó en las irregularidades que se han cometido en contra de Nestora Salgado al mantenerla presa en el penal de la Ciudad de México, luego de que todas las denuncias, testigos y pruebas presentadas en su contra se han diluido.

Expuso que ese caso se trata de una venganza del Estado, toda vez que su detención se dio luego de que la policía que ella comandaba detuviera a quien fuera síndico procurador de Olinalá, Armando Patrón Jiménez, y cinco personas más, por el supuesto delito de proteger a bandas de roba vacas, en agosto de 2013.

En el caso de las firmas que Morena pretende presentar ante la ONU, Sandoval aseguró que no se requiere de un mínimo, pero que buscarán reunir las más que puedan en los estados del país en que Morena tiene presencia, para darle legitimidad a la petición que en su momento se lleve ante el organismo internacional. Dijo que no se trata de un asunto partidista, sino de derechos humanos y por eso esperan contar con las firmas de mucha gente, sin importar su afiliación política.