Ciudad de México.- Las intensas lluvias que originó el fenómeno Hanna, el cual se degradó ayer a depresión tropical, dejaron inundaciones en un hospital y colonias de Tamaulipas, además de intensas anegaciones y una familia desaparecida en Coahuila, y daños en varios puntos de Nuevo León.

En Reynosa, Tamaulipas, las inundaciones dejaron severos estragos en diferentes puntos de la ciudad, entre ellos al Hospital Materno Infantil. La clínica, ubicada en la carretera a Monterrey, se convirtió en un peligro para quienes se recuperaban luego de dar a luz y para los bebés que estaban en cuneros e incubadoras.

A través de imágenes y video que los empleados filtraron en las redes sociales, se muestra que desde la madrugada de ayer el agua comenzó a acumularse en el área del estacionamiento, zona de recepción, consulta interna y de urgencias. Posteriormente pasó a Consultorios y habitaciones.

Detallan cómo los pacientes se encontraban entre el agua y, junto con los bebés, fueron evacuados por la Guardia Nacional y policía estatal.

Al menos 20 colonias se han visto bajo el agua y, desde la madrugada, la Sedena implementó el plan DN-III-E. Con pequeñas lanchas, los oficiales se trasladaron al libramiento Monterrey, en la colonia Jacinto López, una de las más afectadas para proceder a sacar a la gente.

El nivel del agua llegó a una altura de entre un metro y metro y medio, obligando a sus habitantes a pedir ayuda y algunas a arriesgarse a salir a pesar de que ésta les llegaba hasta el cuello.

Buscan a mujer e hijos

La región sureste de Coahuila ha sido la más afectada por Hanna, donde policías de Saltillo, Arteaga y Ramos Arizpe, lograron rescatar a un bebé de 9 meses y a varias familias, algunas de ellas en sus domicilios, otras arrastradas por la corriente, por lo que se mantiene la búsqueda de una mujer y de dos menores más.

En Saltillo, habitantes de un fraccionamiento pidieron auxilio; en la colonia Lomas del Refugio también lograron poner a salvo a un padre y a su hijo de 11 años. También se reportó un deslave en la carretera 57 Saltillo-México, en el tramo conocido Los Chorros.

En Nuevo León, las intensas precipitaciones ocasionaron cierres viales, de carreteras, daños en infraestructura y el desbordamiento del arroyo Topo Chico. Además, un hombre fue arrastrado por la corriente y se busca a un niño de 11 años que también se lo llevó una corriente el pasado sábado.

Ante ello, se anunció la suspensión de actividades laborales del gobierno estatal y del transporte público en todas sus modalidades.

A través de un comunicado, el gobierno de Nuevo León informó que también queda suspendida toda actividad comercial de los sectores que operan bajo las restricciones de la pandemia por el coronavirus.

SAQUE EL PARAGUAS

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) pronosticó para hoy que los remanentes de Hanna ocasionarán lluvias muy fuertes a intensas en el norte de México, con puntuales torrenciales en Nuevo León y San Luis Potosí.

La onda tropical No. 22 recorrerá el sureste del país generando lluvias puntuales intensas en Chiapas. Canales de baja presión asociados con divergencia en niveles altos de la atmósfera, provocará lluvias fuertes a muy fuertes en el occidente y centro del territorio nacional, incluido el Valle de México, así como en la Península de Yucatán. Se prevén lluvias intensas con puntuales torrenciales en Nuevo León y San Luis Potosí. Lluvias muy fuertes con lluvias puntuales intensas en Coahuila, Tamaulipas, Zacatecas, Durango, Sinaloa y Chiapas. Lluvias fuertes con lluvias puntuales muy fuertes (50 a 75 litros por metro cuadrado): Nayarit, Jalisco, Aguascalientes, Puebla, Veracruz, Guerrero y Oaxaca, entre otros.