Chilpancingo, Guerrero.- El gobernador Héctor Astudillo Flores refirió que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) está en un "buen tiempo" en la cuenta regresiva al próximo proceso electoral del 2021.

El mandatario acudió este domingo a las instalaciones del Comité Directivo Estatal del PRI, a emitir su voto en la elección para definir a la próxima dirigencia nacional.

Astudillo señaló que el ejercicio interno transcurría con normalidad y que se espera una buena participación de la militancia priista, pese a que las elecciones se han organizado en un momento difícil para el priismo.

Indicó que la jornada de este domingo, será un punto de partida para que el tricolor, prepare su reelanzamiento, tomando en cuenta las aportaciones que históricamente ha realizado el PRI a la sociedad mexicana.

Señaló que las acusaciones entre las fórmulas que aspiran a dirigir al partido a nivel nacional, son cuestiones típicas y que seguirán sucediendo, y ante puso que lo relevante es que el proceso es democrático y sin ningún acto de presión.

Auguró que el próximo año, habrá un "calentamiento" entre los personajes que aspiran a ocupar cargos de elección popular, por la cercanía que existirá con el arranque del proceso electoral.

"Es un buen tiempo para PRI (...) Lo que hoy es débil mañana será fuerte", refirió Astudillo al ser cuestionado sobre sí le alcanzará al tricolor para recuperarse de los pésimos resultados que obtuvo en las pasadas elecciones.

Astudillo Flores dijo ser amigo del ex gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas y de Alma Carolina Viggiano Austria, quienes buscan la presidencia y secretaría general del PRI.

Omitió hablar de Ivonne Ortega Pacheco, quién también busca dirigir al PRI, y que ha criticado a los gobernadores, incluido a Astudillo Flores, por ser partícipes de que el instituto político no se democratice en sus procesos internos.