Ciudad de México.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), confirmó la muerte de un ejemplar de Vaquita Marina (Phocoena sinus), cuyos restos fueron encontrado a 20 kilómetros al noreste de San Felipe, Baja California, al interior del Área de Refugio para la Protección de esta especie.

El hallazgo fue localizado en el punto de las coordenadas geográficas 31º 9' 33.70'' LN y 114º 41' 26.40'' LW, lugar donde observaron el cuerpo sin vida del ejemplar de Vaquita Marina.

Especialistas de Profepa llevaron a cabo la revisión a la especie marina, donde constataron que se trataba de un ejemplar juvenil de Vaquita Marina de la especie Phocoena sinus, el cual exhibe un avanzado estado de descomposición.

El cetáceo, perteneciente a la familia de las marsopas, fue encontrado en estado avanzado de descomposición (nivel 3); sin embargo, sobre su piel se puede apreciar evidencias de afectación por artes de pesca, además de laceraciones a la altura de las aletas pectorales.

El cadáver será conservado y resguardado por la Profepa en el cuarto refrigerado que posee en Mexicali, Baja California, y a la brevedad se valorará su canalización a algún centro de investigación y estudio científico para que se apliquen los protocolos de análisis  correspondientes.

Posteriormente, se procederá a practicarle la necropsia correspondiente para determinar las causas de la muerte, así como su sexo.

Cabe resaltar que las acciones para la atención de este suceso se realizaron en apego a lo previsto por el Protocolo  de Atención a Varamiento de Mamíferos Marinos, el cual tiene por objetivo establecer las bases y procedimientos para la atención de este tipo de eventos, su registro y la búsqueda de las posibles causas, así como su atención oportuna para contribuir a la conservación de las poblaciones marinas.

Con estas acciones, Profepa, en coordinación con otras dependencias federales, reafirma su compromiso de proteger el medio ambiente marino y las especies en peligro de extinción.