México.- Los restos óseos de una persona y los cuerpos de dos más asesinadas, fueron encontrados en una fosa localizada en la localidad de Guirio, del municipio de Sahuayo, Michoacán.

La fosa clandestina fue encontrada durante un operativo de policías estatales, municipales de Cojumatlán, Guardia Nacional y Ejército Mexicano.

Durante el recorrido, personal fuerzas de los tres órdenes de gobierno hallaron los cuerpos de dos persona semienterradas y en avanzado estado de descomposición.

Al interior del predio conocido como El Potrero de la Hacienda, también localizaron una excavación en la que estaban los restos óseos de una tercera persona.

Las víctimas aún se encuentran sin identificar y por el estado en el que se encontraban, todavía no se determina la manera en la que fueron asesinadas.