Ciudad de México.- Científicos de la Universidad de Florida y miembros de la Organización Rising Tide Conservation, lograron obtener la forma de criar en cautiverio al pez cirujano real, especie a la que pertenece Dory, en la película Buscando a Nemo.

El hecho podría aliviar a los arrecifes de coral de la pesca no regulada que ha comenzado a causar estragos ante la alta demanda comercial de este pez y del pez payaso, especie de Nemo, a raíz de la popularidad de la película.

Los peces Dory llegan a venderse de 30 a 120 dólares cada uno.

Además, el hecho podría dar un gran empujón a la industria de la acuicultura en el estado de Florida, para reproducir y criar peces cirujano real en estanques.

A AP, el profesor asistente en el Laboratorio de Acuicultura Tropical en la Universidad de Florida, Matt DiMaggio dijo que el proyecto buscaba determinar si era posible desarrollar protocolos de producción comercial.

Sin embargo, de acuerdo a ese medio, la agrupación Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) criticó la demanda de peces payaso y cuestiona también la idea de criarlos en cautiverio.

“Los peces capturados o criados para la industria de acuarios caseros viven en espacios inusualmente minúsculos, nadando en sus propias heces diluidas sin corrientes ni estímulo, comiendo alimentos no variados y expuestos a patógenos para los que sus sistemas inmunológicos no están preparados”, escribió la vocera de PETA, Cate Cryar.

El Paracanthurus hepatus, llamado comúnmente pez cirujano real o paleta de pintor, es un pez de arrecife perteneciente a la familia Acanthuridae y es el único miembro del género Paracanthurus.

Tiene un cuerpo comprimido lateralmente de color azul índigo y dos rayas negras, la superior desde el nacimiento de la aleta caudal hasta la cabeza, atravesando el ojo, y la inferior, aproximadamente hasta la altura de la aleta pectoral, que a menudo se unen dejando un círculo azul en el medio.

Este pez tiene una amplia distribución desde el este de África hasta el sur de Hawái, y desde Japón hasta Australia; su hábitat preferido son las terrazas del lado exterior del arrecife.