México.- Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, dio a conocer esta noche, que a pesar de que el estado de Guerrero se mantiene en semáforo rojo podrá reiniciar de manera cautelosa algunas actividades.

En conferencia de prensa en el Palacio Nacional, el funcionario federal reveló que tuvo una conversación con el gobernador Héctor Astudillo Flores sobre la dinámica de Acapulco y acordaron que Guerrero entrará en un proceso de transición para preparar las actividades que se podrán abrir en próximos días.

Incluso reveló que en este periodo de transición, el gobernador Astudillo empezará hacer los preparativos para abrir lugares públicos como las playas.

“Va empezar a aprovechar esta situación para hacer preparativos y empezar a descomprimir algunos espacios de uso público muy relevantes como las playas, siempre con un esquema de orden que ha sido muy cuidadosamente analizado por el estado”.

López-Gatell reconoció que Acapulco “ha logrado escalar rápidamente su capacidad hospitalaria”, lo que lleva a tener capacidad para la atención de las personas que han sido confirmadas por covid.

Sin embargo, aclaró que aún persiste el semáforo rojo en la entidad, pero que “la tendencia es muy positiva porque ya empiezan también a reducirse los índices de ocurrencia de casos”.

Dijo que al igual como en su momento lo hizo la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, el gobierno del estado de Guerrero hará los preparativos para empezar abrir sus actividades económicas.

Por su parte Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, dio a conocer que 14 estados del país se mantienen en semáforo rojo y 18 entidades federativas pasaron al color naranja.

Recordó que el 50% de la calificación para poder pasar al semáforo naranja es su capacidad hospitalaria.

Dijo que la Ciudad de México y Morelia son los estados que estaban en rojo y pasaron a semáforo naranja.

La vigencia del semáforo es del 29 de junio al 6 de julio.