Ciudad de México.- El presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, exigió al presidente de Estados Unidos, Donald Tump y a su secretario de Seguridad Naconal. John Kelly, “no meter las manos ni las narices” en la eleccón mexicana de 2018.

En su visita al municipio de Catemaco, Veracruz, también demandó al gobierno estadunidense dejar de perseguir a los migrantes, “respetar sus derechos humanos y no resolver los problemas con el uso de la fuerza”.

“El gobierno de México tiene un doble discurso, porque tiene arreglos en lo oscurito de subordinación al gobierno de Donald Trump, pero no apoya a los paisanos migrantes”, dijo.

El tabasqueño criticó al gobierno de Enrique Peña Nieto por no haber acudido ante la ONU para denunciar a Estados Unidos por las dos órdenes ejecutivas de Trump sobre la construcción del muro y la persecución de migrantes.

Asimismo recomendó que cualquier tipo de renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) “se haga después de la elección presidencial en México, porque si es antes se corre el riesgo de perjudicar a los mexicanos... se corre el riesgo de que sea un convenio, un contrato lenonino, donde las ventajas serán para Estados Unidos”.

En su asamblea informativa ante pobladores de Catemaco, López Obrador prometió que, de llegar a la Presidencia, echará atrás las obras del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, que se construye en tierras del ex lago de Texcoco.

“Me canso ganso de que va pa’atrás esa operación fraudulenta”, señaló. También calificó a Catemaco de un lugar bello: “Me siento bien, contento, tengo buenas vibras para enfrentar a chombos, zopilotes, buitres”.

Con información de Milenio