México. Notimex.- El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que cuando se debate sobre un tema debe hacerse con argumentos, no con el insultos ni vulgaridades, “dan pena, y esto a mí me apena, aunque se trate de ridiculizar a adversarios. No me río”.

En su conferencia matutina de este jueves, indicó que se debe tener presente que ya cambió la mentalidad del pueblo de México, por lo que pidió “no menospreciar a los ciudadanos, no situarnos como los expertos, los sabelotodo”, porque la comunicación no es de un solo sentido.

Ahora “usamos mensajes de ida y vuelta”, que permiten la interacción aunque se trate de “una gente brillante, un analista refinado, profundo, pero cualquier ciudadano puede decir: no estoy de acuerdo contigo, cada ciudadano es ahora un medio de comunicación”, añadió el mandatario.

Tras reconocer que se requiere la profesión para dar a conocer la información periodística, comentó que “ahora todo el que tiene un móvil está participando” compartiendo hechos a través de sus redes sociales. “Son millones y tienen la misma posibilidad de comunicar que otros”, dijo.

En Palacio Nacional López Obrador señaló que la ciudadanía “tiene su derecho a manifestarse y a lo mejor no tiene la profesión, pero hay autodidactas que tienen más conocimiento que los doctores de Harvard”.

Ante los representantes de los medios de comunicación el mandatario federal aclaró: “tienen razón de que se necesita de la profesión, pero en el caso de la comunicación todos los ciudadanos tienen la capacidad de transmitir su información”.