México. Notimex.- La Comisión Nacional de Justicia Partidaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) canceló este jueves la candidatura de Lorena Piñón Rivera a la dirigencia nacional de este instituto político.

Dicha Comisión explicó que la aspirante aceptó ser postulada como candidata del Partido Acción Nacional (PAN) en el proceso electoral 2015-2016 para la elección del Congreso de Veracruz.

Con la revocación de esta candidatura, quedan únicamente dos fórmulas para contender por la dirigencia nacional del PRI, la cuales son encabezadas por Ivonne Ortega Pacheco y por Alejandro Moreno Cárdenas.

El PRI argumentó que la veracruzana violó el artículo 65, fracción segunda, de los Estatutos del partido, que señalan como causa de pérdida de la militancia el que un integrante del partido “acepte ser postulado como candidato por otro partido, salvo en el caso de las coaliciones o alianzas previstas…”

La Comisión Nacional de Justicia Partidaria (CNJP) informó al CEN que esta resolución es consecuencia de dos procedimientos que fueron interpuestos por militantes antes de que se expidiera la convocatoria para la renovación de la dirigencia nacional.

Las demandas pidieron la expulsión de Piñón Rivera por haberse sujetado a la normatividad del PAN , un partido que los denunciantes consideraron ideológicamente antagónico a los postulados del PRI, para participar en el proceso electoral veracruzano.

Asimismo, la resolución señala que, si bien no alcanzó la postulación, Piñón Rivera solicitó la candidatura del PAN e incluso participó en actos de ese partido para garantizar su presencia en la boleta y, por ende, en el proceso electoral.

Aunque ante la CNJP alegó que finalmente no fue postulada, Piñón Rivera no negó haber aceptado ser postulada como candidata de dicho partido.

El PRI enfatizó que sus estatutos establecen la pérdida de la militancia por la simple aceptación de la postulación, “la cual desahogó este proceso con total apego a derecho, correspondiendo a las instancias partidistas acatar su instrucción”.

El CEN del PRI reiteró que un proceso interno exitoso requiere la observación y aplicación oportuna e imparcial de la normatividad vigente, y que la renovación de la dirigencia nacional continúa de manera ordenada, bajo los principios inamovibles de certeza, legalidad, transparencia y objetividad.