El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la gubernatura, Héctor Astudillo Flores, justificó que no tiene bienes inmuebles porque todos son de su esposa y aclaró que no es válido decir que "lo que es de mi esposa es mío".

"No puedo inventar cosas, así es, lo que yo no puedo decir es que tengo propiedades y no las tengo. Esa es la realidad (...) lo que no puedo decir es que lo que es de mi esposa es mío, eso yo no lo puedo hacer", dijo el candidato tras un encuentro con el Grupo ACA, en el hotel Crowne Plaza de Acapulco.

De acuerdo con Astudillo Flores su esposa es empresaria y la describió como una mujer que ha "trabajado toda su vida", y de quien dijo obtiene al año un ingreso de 3 millones 521,244 pesos, frente a los 885 mil pesos anuales que él reportó ganar como diputado del Congreso local de Guerrero.

El candidato dijo tener como únicos bienes dos camionetas Jeep con un valor de 428,000 pesos cada una, adquiridas de contado en 2014, y dos cuentas de cheques de 9,300 pesos en conjunto, mientras que su esposa cuenta con 12 inmuebles en Guerrero y el Distrito Federal.

"Hay algo importante, todos los bienes que presentamos están en la misma línea porque yo he sido funcionario público durante muchos años. Entonces lo único que hice fue la declaración actual, no es un asunto nuevo porque cada parte de la historia se ha construido este patrimonio que es de la familia y no hay nada raro, es una declaración de lo más normal", justificó Astudillo. Redacción.