Chilpancingo. “Le quiero proponer un negocio: una empresa que no le va a dejar ganancias económicas ni a usted ni a mí”, dijo el Premio Nacional de la Juventud, Cristobal García Jaimes, al gobernador Héctor Astudillo Flores, sin que éste le respondiera. Luego, recriminó que los políticos sólo ofrecen pero que en realidad ni ven ni oyen a los estudiantes.

La mañana de este lunes, el gobernador encabezó un desayuno en las instalaciones de Casa Guerrero, en el que estuvo acompañado de jóvenes para celebrar el Día del Estudiante. Entre los invitados se encontraba Cristobal García Jaimes, inventor del acelerador de partículas más barato del mundo.

Durante su intervención, García Jaimes “propuso un negocio” al gobernador Héctor Astudillo Flores, el cual, explicó, consiste en llevar “la camioneta de la ciencia y la cultura” por todo el estado, en la que llevan libros, y computadoras reparadas a comunidades marginadas “y así vamos dando más confianza a los chavos; es más, les ampliamos los horizontes, y los encaminamos. Ese es mi sueño”.

“Aún me faltan recursos para lograrlo, y si alguno de ustedes quiere aportar, bienvenido. No se trata de un programa de lucimiento personal, ni siquiera pido que se me dé crédito, se trata de coadyuvar algo por el bien de mis paisanos”, expuso.

Recordó que en septiembre del año pasado recibió la presea Sentimientos de la Nación, el máximo reconocimiento que entrega el Congreso del Estado a un ciudadano sobresaliente, pero denunció que de las promesas de apoyo por parte de funcionarios, no recibió nada.

“Presenté la idea de un proyecto de ley, hubo muchos abrazos, promesas y ofrecimientos de apoyo y no pasó nada, ya lo sabía. Nunca he visto que políticos oigan la opinión de los  jóvenes, no obstante que ellos hacen, y nosotros somos los que tenemos que pagar los platos rotos el día de mañana; sin embargo, no nos ven ni nos oyen, ya lo sabía. Aquí cada quien se tiene que rascar con sus propias uñas porque es poco o nulo el apoyo en muchos casos. Ya lo sabía”.

Y continúo: “con la anterior administración el gobernador hizo planes y promesas conmigo y no sucedió nada; ya lo sabía, y así me podría seguir con más ejemplos. No soy tan ingenuo ni tonto como ninguno de ustedes lo es”, reclamó.

Al concluir, pidió al gobernador un cambio, y que del evento de este día fuera más que fotografías.

“Necesitamos políticos que apoyen a estudiantes con algo más que ejemplos de literatura, y con ellos me refiero a los cuentos chinos, lo que me queda claro es que las cosas cambian algún día y espero que ese día haya llegado con usted al frente”, dijo.

En su intervención, Astudillo Flores manifestó la necesidad de que todos los ciudadanos hagan la mejor parte para salir de las dificultades y problemas que enfrenta la entidad.

Dijo que solicitó al secretario de la Juventud, al subsecretario de Educación Media Superior, y que buscará con la Secretaría de Desarrollo Social, para ampliar las becas que se entregan a estudiantes en la entidad; sobre la petición de Cristobal García, no emitió ningún comentario.

Hasta las 3:00 de la tarde de este lunes, el gobernador Héctor Astudillo encabezó tres actos en la residencia oficial de Casa Guerrero.

El primero fue un desayuno con estudiantes, después entregó pensión a mil 359 ancianos integrados en el padrón del Instituto Guerrerense para la Atención Especial de las Personas Adultas Mayores, y posteriormente anunció ante estudiantes de nivel medio superior, el reinicio de pago de becas, suspendidas desde septiembre del año pasado.