El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, recordó hoy al gobierno de Israel que “la historia muestra que los pueblos siempre resistirán las ocupaciones” en referencia a los asentamientos ilegales israelíes cada vez más extendidos en los territorios palestinos.

En un editorial publicado este lunes en el diario The New York Times, Ban expresó que “nadie puede negar que la realidad diaria de la ocupación provoca ira y desaliento, y que estos son importantes factores que impulsan la violencia”.

El texto, titulado “No dispares al mensajero, Israel”, representa una continuación del desencuentro entre el titular de la ONU y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, luego de que Ban expresara la semana pasada que los asentamientos eran “una afrenta” para la comunidad internacional.

El máximo funcionario de la ONU había señalado además: “como los pueblos oprimidos han demostrado a través de las épocas, está en la naturaleza humana reaccionar a la ocupación, que a menudo sirve como incubadora del odio y del extremismo”.

Netanyahu y otros funcionarios y organismos del gobierno de Israel se apresuraron a denunciar que las palabras de Ban representaban un “impulso al terrorismo” y que justificaban estos actos de parte de los palestinos en contra de Israel.

En ese sentido, Ban afirmó en el editorial publicado este lunes que “algunos buscan disparar al mensajero, torciendo mis palabras en una equivocada justificación de la violencia”. Al respecto, reiteró: “nada excusa el terrorismo, lo condeno de manera categórica”.

Destacó asimismo que “resulta inconcebible, que las medidas de seguridad por sí solas puedan detener la violencia”, y que la frustración y los agravios de los palestinos crecen luego de más de medio siglo de ocupación.

Indicó que la paz entre ambas naciones supondrá hacer “difíciles compromisos de líderes y de los pueblos de ambos lados”, pero que la situación actual hacía pensar que la confrontación estaba llegando a “un punto de no retorno para la solución de los dos Estados”.

Aseguró que “no es sostenible fustigar a cada uno de los bien intencionados críticos” de las políticas de Israel, en especial cuando son preocupaciones legítimas sobre políticas de corto alcance y dañinas, y cuando estas críticas provienen incluso “de los más cercanos amigos” de este país.

“Cada quien es libre de señalar y escoger lo que le gusta o disgusta de los discursos. Pero ha llegado el momento para que los israelíes, palestinos y la comunidad internacional lean lo que está escrito en el muro: el estatus quo es insostenible”, enfatizó Ban.

Notimex