Ciudad de México.- El primer soborno de Odebrecht en México ascendió a 4 millones de dólares y fue depositado directamente a las cuentas de Gilda Susana Lozoya Austin, hermana del ex director de Pemex,-quien comparece hoy ante las autoridades mexicanas por el caso caso Agro Nitrogenados-, de acuerdo a las indagatorias del gobierno federal sobre el caso.

La ruta de ese dinero, seguida y desmenuzada a lo largo de los últimos meses por las autoridades mexicanas, inició en Brasil, cuna del consorcio constructor, desde donde se transfirieron los fondos a una empresa en las Islas Vírgenes Británicas y, posteriormente, a su destino final: las cuentas bancarias de Gilda Susana.

El dinero, confirmaron autoridades consultadas por este diario, fue empleado en la adquisición de una casa en Lomas de Bezares por parte de Emilio Lozoya. Son 4 millones que hoy mantienen a Gilda Susana como prófuga de la justicia mexicana y como una de las piezas más sensibles para el propio ex director de Pemex, quien busca evitar a toda costa que se concrete la detención de su hermana, según reveló el diario Milenio.

Como parte de las investigaciones del gobierno mexicano, se detectó que el primer soborno de Odebrecht en México se pagó a Gilda Susana Lozoya Austin en 2012. El depósito de 4 millones de dólares fue un favor para su hermano Emilio.

En ese momento, Gilda Susana tenía 21 años. Ahora lleva tres años huyendo de la justicia, periodo en el que ha visto caer y ser vinculada a proceso a su madre, Gilda Austin y la detención y extradición de su hermano.

CAMPAÑA DE PEÑA

De acuerdo a las investigaciones del gobierno federal de la ruta del dinero de Odebrecht en México, en marzo de 2012 Emilio Lozoya, quien se desempeñaba como coordinador de Vinculación Internacional de la campaña del entonces candidato del PRI a la presidencia Enrique Peña Nieto, cobró al ex director de Odebrecht en México, Luis Alberto Meneses Weyll, "haberlo auxiliado" en el posicionamiento de su firma en Veracruz.

Por la ayuda Lozoya pidió 5 millones de dólares pero el ejecutivo de Odebrecht solo "aceptó pagarle" 4 millones de dólares, recordó en agosto de 2017 Meneses Weyll ante la justicia brasileña.

En tiempos de campañas electorales las declaraciones patrimoniales son una moda entre los candidatos y sus equipos, pero además una obligación legal cuando se convierten en servidores públicos y en la primera presentada por Lozoya en 2013, aparece la casa pagada al contado por 38.15 millones de pesos. Y ahí es donde involucra a su hermana menor que en ese entonces tenía 21 años.

La transacción no se trató de un solo depósito: tuvieron que pasar ocho meses, varios intermediarios y la compra de una casa para que el dinero proveniente de Brasil desde la central de la firma llegara a Emilio Lozoya.

Para el cobro del "auxilio", Lozoya envió una carta al banco suizo Gonet para avalar la transferencia de los 4 millones de dólares a la cuenta 024088097460 de Latin America Asia Capital Holding en las islas Vírgenes Británicas, a nombre de Tochos Holding - que era administrada por TMF Services de la cual era beneficiaria Gilda Susana Lozoya Austin.

Los recursos fueron distribuidos a tres cuentas hasta llegar a Gilda Susana: TMF Service con sede en Ginebra, Suiza; una más cancelada y otra de Banamex.

De la cuenta cancelada se pagaron 185 mil dólares por abogados en México, que más tarde se trasladaron a Gilda Susana Lozoya Austin a su cuenta 01643178154 de BBVA, para luego por fin llegar a las cuentas de su hermano Emilio.

En las cuentas del ex director de Pemex constan 108 depósitos por 28 millones 789 mil 688 pesos y 312 retiros por 29 millones 392 mil 359 pesos del 1 de marzo de 2013 al 30 de julio de 2017.

INICIA JUICIO

Con estos y más elementos de la trama Odebrecht a cuestas, Lozoya comparecerá por fin hoy ante las autoridades mexicanas para dar el primer paso de un proceso legal una y otra vez aplazado en México en torno a uno de los casos de corrupción más emblemáticos en la historia reciente de Latinoamérica.

La Fiscalía General de la República confirmó que el ex funcionario federal comparecerá a través de videoconferencia, “debido a su estado de salud” -se le reporta con anemia- y por la contingencia sanitaria por covid-19. Será el primer proceso de su tipo jamás transmitido por vía de whatsapp.

José Artemio Zúñiga Mendoza, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, determinó que la audiencia se celebre de manera virtual. En primer sitio, se analizará la causa penal del caso Agro Nitrogenados.

La audiencia está programada a las nueve de la mañana de hoy. En términos legales, se trata de la presentación inicial de formulación de imputación en contra de Lozoya.