Notimex.- A un día de ser liberado de prisión, el expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, dejó claro que volverá a trabajar por la unidad de América Latina y celebró el triunfo de Alberto Fernández y de Evo Morales en las elecciones presidenciales de Argentina y Bolivia, de manera respectiva.

“Tengo el objetivo de constituir una integración regional latinoamericana muy fuerte”, sostuvo Lula da Silva en un video que envió al Grupo de Puebla, reunido en Buenos Aires, en el que reconoció que aún continúa con ese sueño y está dispuesto a recorrer y viajar por Brasil y por América Latina.

En su mensaje grabado, que fue proyectado este sábado en pantalla gigante y seguido por los expresidentes latinoamericanos y dirigentes políticos presentes en Buenos Aires, el exmandatario brasileño celebró la victorial electoral de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en Argentina.

“Que Alberto Fernández haya ganado la elección es como si yo hubiera ganado en Brasil”, aseguró Lula da Silva en el inicio de su discurso transmitido en el segundo día de reunión del Grupo de Puebla, siendo anfitrión del evento el mandatario electo de Argentina, según el diario argentino La Nación.

“Confió en que aún es posible mejorar la vida de los pueblos de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, si se tiene respeto por los pobres, se les da trabajo y se distribuye la renta. Creo que Fernández puede hacer todo eso en Argentina y puede servir de ejemplo para otros países”, enfatizó.

Lula da Silva también destacó la victoria en Bolivia del presidente Evo Morales “a pesar de la canallada” que están haciendo con él en Bolivia, tras criticar a quienes cuestionan los resultados electorales, en los que fue reelecto para un cuarto mandato.

En su mensaje, el expresidente brasileño (2003-2011) anunció que combatirá “el lado podrido del Poder Judicial, el lado podrido de la Policía Federal, del Ministerio Público y de las empresas brasileñas”.

“Es importante que tengamos coraje y los enfrentemos, porque la élite latinoamericana es una élite muy conservadora y no acepta la idea de un pueblo pobre subido a la escalera de las conquistas sociales”, agregó.

Al final de la grabación, Lula también envió un abrazo a todos los compañeros de todos los países que participan en el Grupo de Puebla, una instancia regional que reúne a 32 líderes progresistas de 12 países entre el 8 y 10 de noviembre en Buenos Aires.

Lula da Silva fue liberado la víspera tras permanecer 580 días en prisión, luego que el Tribunal Supremo de Brasil determinó que la prisión de una persona condenada únicamente en segunda instancia es inconstitucional.

El presidente electo Alberto Fernández expresó que está “feliz” con la liberación de Lula da Silva. “Con Lula libre, soplan otros vientos en Brasil”. “No tengo duda de que la unidad de Brasil y Argentina es indisoluble”, dijo en su discurso en el II Encuentro del Grupo de Puebla.