#Orbis

Lula da Silva se entrega a la policía tras dramática jornada en Brasil

Hasta las 18:30 horas de este sábado, más de un día después del plazo dado por el juez Sergio Moro, Lula da Silva fue puesto en custodia policial, tras una salida dramática, entre empujones.

Por Redacción, 2018-04-07 20:36

Veintiséis horas después del plazo judicial, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva se entregó a la policía, pero antes emitió un enfático discurso en el que aseguró que “volverá” y se dijo víctima de una trama jurídico-mediática para impedirle participar en las elecciones de octubre.

Hasta las 18:30 horas de este sábado, más de un día después del plazo dado por el juez Sergio Moro, Lula da Silva fue puesto en custodia policial, tras una salida dramática, entre empujones, del Sindicado de los Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, después de una primera tentativa que fracasó por la presión popular.

El exmandatario tuvo que salir por su propio pie, entre cientos de seguidores y cámaras de televisión, para acceder a un edificio contiguo y, allí, subir a un auto de la policía de Brasil que le llevó escoltado en caravana hasta la sede policial en Sao Paulo, adonde llegó a las 19:44 horas locales (22:44 GMT).

Antes del final de la noche, el expresidente debía abordar una aeronave con destino a Curitiba, 450 kilómetros al sur de Sao Paulo, donde será recluido en una sala de la sede de la policía federal en esa ciudad.

Tras la sorpresiva orden de prisión emitida el jueves por Moro, inesperada incluso entre las fuerzas de seguridad, Lula y el Partido de los Trabajadores intentaron cambiar la narrativa mediática a contrarreloj, tratando de transformar a un expresidente condenado a 12 años y un mes por corrupción y lavado de dinero, en una víctima del sistema.

En la mañana, durante su último discurso, precedido por una ceremonia católica en homenaje a su fallecida esposa, Lula había señalado que se entregaría a las autoridades, aunque endureció el tono y calificó su enjuiciamiento como una farsa destinada a impedirle buscar un tercer mandato en los próximos comicios.

“Cuanto más ellos me atacan más crece mi relación con el pueblo”, dijo en referencia a medios de comunicación brasileños como el grupo Globo, que el exmandatario considera partícipe junto con la Fiscalía de una trama para dejarle fuera de las elecciones de octubre, en las que lidera todas las encuestas.

“Los poderosos pueden matar una, dos o tres rosas, pero jamás conseguirán detener la llegada de la primavera”, agregó Lula da Silva, quien pronunció un discurso de cerca de una hora antes de ser llevado en volandas por sus simpatizantes.

Al grito de “¡no se entregue!”, cientos de personas al pie de la carroza montada frente a la sede gremial donde Lula da Silva inició su carrera sindical mostraron su apoyo al exmandatario, quien instó a los movimientos sociales a actuar mientras él esté en prisión.

“Ustedes tendrán que transformarse en Lula y caminar por el país haciendo lo que tienen que hacer. ¡Tienen que saber que la muerte de un combatiente no para la revolución!”, puntualizó.

Durante la mañana, el juez de la Corte Suprema Edson Fachin rechazó el último de una batería de recursos presentados por la defensa del exmandatario para tratar de evitar su ingreso en prisión, en la enésima derrota jurídica del exsindicalista de 72 años.

De esta forma, el expresidente que salió del Ejecutivo en 2010 con la mayor tasa de popularidad de Sudamérica por su reducción de la pobreza y el crecimiento económico de Brasil, empezará a cumplir su condena en una celda especial en la sede policial en Curitiba, bastión de la Operación Lava Jato, separado de otros presos.

Presidente de Brasil por dos mandatos (2003-2010), Lula fue condenado en segunda instancia a 12 años y un mes tras ser encontrado culpable de obtener un departamento de tres plantas en la localidad costera de Guarujá, en el litoral de Sao Paulo, a cambio de favores políticos a la constructora OAS.

Con más de media docena de causas aún abiertas sin juzgar, Lula insiste en negar cualquier acto ilícito y cita la celeridad de su juicio –apenas 11 meses desde que declaró ante el juez Moro hasta su condena en segunda instancia- como una muestra de que existen otros motivos, pues en Brasil es común que los procesos judiciales demoren años, lustros o incluso décadas.

El Partido de los Trabajadores decidió nombrar a Lula como su candidato para las elecciones presidenciales de octubre, comicios en los que lidera las encuestas con cerca del 37 por ciento de la intención de voto, pero ahora no está claro cuál será el impacto de su encarcelamiento en la estrategia electoral de su formación.

#Orbis

Mueren 50 personas en explosión en salón de bodas de Kabul

Según este portavoz, el atentado lo llevó a cabo un insurgente, que detonó los explosivos que portaba en el interior del salón de bodas donde tenía lugar la celebración, que carecía de control policial.

Por Redacción, 2018-11-20 11:38

México.-Al menos 50 personas murieron el martes en una explosión ocurrida en un salón de bodas en la capital de Afganistán, Kabul, de acuerdo a dos funcionarios gubernamentales.

Otras 70 personas resultaron heridas en la explosión, dijo Basir Mujahid, portavoz de la policía de Kabul.

“He confirmado reportes de que 50 personas perdieron la vida”, dijo Mujahid a periodistas.

Según este portavoz, el atentado lo llevó a cabo un insurgente, que detonó los explosivos que portaba en el interior del salón de bodas donde tenía lugar la celebración, que carecía de control policial.

El portavoz del Ministerio de Salud Pública, Wahidullah Majroh, también confirmó a Efe que hasta ahora han “evacuado varios muertos y heridos desde el lugar de la explosión”.

Hoy es festivo en Afganistán y restaurantes y otros centros de recreo se encuentran repletos para conmemorar festividad por el nacimiento de Mahoma.

Ningún grupo insurgente ha reivindicado todavía la autoría del ataque.

Este año Kabul ha sido escenario de múltiples atentados, el último de ellos de envergadura la semana pasada cerca de una concentración de protesta de cientos de miembros de la minoría chií hazara, que dejó al menos tres muertos y ocho heridos.

El atentado más grave fue el registrado en enero pasado, cuando los talibanes hicieron estallar una ambulancia bomba cerca del antiguo Ministerio de Interior, donde aún operan algunas dependencias oficiales, que causó más de un centenar de muertos.

#Orbis

Agentes saudíes golpearon a Khashoggi durante 4 minutos: prensa turca

Según el rotativo, que cita fuentes anónimas del Gobierno turco, las autoridades disponen de dos grabaciones.

Por Redacción, 2018-11-20 10:02

Estambul, (EFE).- Los registros de audio en poder del Gobierno turco demuestran que los agentes saudíes apalearon y torturaron durante cuatro minutos al periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Estambul, antes de matarlo, asegura el diario turco Habertürk.

Según el rotativo, que cita fuentes anónimas del Gobierno turco, las autoridades disponen de dos grabaciones.

La primera, de once minutos de duración, tiene lugar tras la llegada de Khashoggi al consulado el 2 de octubre pasado para retirar unos documentos que necesitaba para casarse en Turquía.

El periodista disidente fue recibido por cuatro agentes, que parecen agarrarlo de inmediato, porque se escucha a Khashoggi exclamar: “¡Suelten mi brazo! ¡¿Qué creen que están haciendo?!”.

Sigue una discusión de siete minutos en la sección consular del edificio, y acto seguido se percibe como la víctima es trasladada a otra sección administrativa, donde durante cuatro minutos se escucha una discusión, pelea, tumulto y golpes con tanta violencia que se pueden calificar de tortura, asevera Habertürk.

En esta grabación, las autoridades turcas han podido identificar las voces de siete hombres saudíes, aparte del propio Khashoggi, entre ellos el cónsul, Mohamed Otaibi, y Maher Abdelaziz Mutreb, asesor del príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salmán.

Mutreb dirige a Khashoggi las palabras: “Ahora pagarás, traidor”, según el citado diario.

A continuación hay una hora y 50 minutos de silencio, supuestamente por ponerse en función inhibidores de frecuencia, y al cabo de ese tiempo se oye cómo alguien del equipo borra las imágenes de las cámaras de vigilancia.

Acto seguido, un agente saudí identificado como Mohamed el Mudeini se viste con la ropa de Khashoggi en un aparente intento de hacer creer a la opinión pública que había salido vivo del consulado, pero mantiene sus propios zapatos al no conseguir calzarse los del periodista difunto.

“Es un poco raro vestir la ropa de un hombre al que matamos hace 20 minutos”, se escucha decir a Mudeini, según Habertürk.

Al agente se le instruye salir del consulado, caminar cuatro calles, tomar un taxi hasta la famosa Mezquita Azul, deshacerse de la ropa y volver a la legación.

Las imágenes de este “paseo” se difundieron hace ya semanas en la prensa turca, resaltando la diferencia de los zapatos, que fue detectada al parecer de inmediato por la policía turca.

Las grabaciones recogen también 19 llamadas telefónicas a Arabia Saudí, de las que cuatro son con Saud al Qahtani, uno de los asesores más próximos a Bin Salmán

Habertürk asegura que las autoridades turcas no disponen de grabaciones que registren el momento de la muerte de Khashoggi, una versión que contradice lo publicado ayer por el diario Hürriyet, que describe una grabación en la que se oyen los estertores del periodista al ser asfixiado.

#Orbis

Sala suprema apelará en diciembre indulto de Alberto Fujimori

Fujimori, de 80 años, ingresó a una clínica particular, tras el anuncio de la revocatoria del indulto, y permanece internado en ese establecimiento, sin que se haya informado sobre su estado de salud actual.

Por Redacción, 2018-11-20 09:46

Lima, (EFE).- El Poder Judicial anunció hoy que una sala suprema verá el próximo 17 de diciembre la apelación presentada por la defensa del expresidente peruano Alberto Fujimori a la revocatoria del indulto, que gozaba desde hace cerca de un año.

La audiencia de apelación estará a cargo de la Sala Penal Especial Suprema y, en ella, el abogado César Nakazaki presentará los argumentos por los cuales considera que el exmandatario (1990-2000) no debe volver a la prisión como consecuencia de la anulación del indulto.

Nakazaki volvió a ejercer la defensa legal de Fujimori el pasado 12 de noviembre, después de haberlo representado durante el juicio que lo condenó a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad en 2009.

Fujimori, de 80 años, ingresó a una clínica particular, tras el anuncio de la revocatoria del indulto, y permanece internado en ese establecimiento, sin que se haya informado sobre su estado de salud actual.

El recurso de apelación fue presentado en octubre ante la Corte Suprema de Justicia de Perú horas después de que su Juzgado de Investigación Preparatoria, a cargo del magistrado Hugo Núñez, anuló el indulto y ordenó la captura de Fujimori para devolverlo a prisión.

La sentencia sostuvo que el indulto es incompatible con la Convención Americana de Derechos Humanos, “de la que forma parte el Estado peruano”.

Asimismo, halló irregularidades en la tramitación del indulto al no cumplir exigencias legales ni ser transparente en la evaluación de la junta médica que determinó la excarcelación del expresidente.

Sobre la junta médica, consideró que “sorprende la celeridad con que fue procesada dicha solicitud” y advirtió que no cumplió los principios de imparcialidad y debido procedimiento, además de sobrepasarse en sus atribuciones y extralimitarse en sus funciones.

La resolución del indulto firmada por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski argumentaba que Fujimori padecía una enfermedad grave, degenerativa y no terminal, aunque no especificaba cuál.

El indulto fue concedido bajo sospechas de ser un acuerdo político, pues Kuczynski indultó a Fujimori solo tres días después de salvarse de ser destituido por el Congreso gracias a la abstención de un pequeño grupo de congresistas liderado por Kenji Fujimori, hijo menor del expresidente, que le había pedido en reiteradas ocasiones liberar a su padre.

Fujimori fue condenado en 2009 como autor mediato (con dominio del hecho) de las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), en las que murieron 25 personas a cargo del grupo militar encubierto Colina, y por los secuestros del empresario Samuel Dyer y el periodista Gustavo Gorriti durante el “autogolpe” de Estado de 1992. EFE

mmr/dsc