México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador apuntó que no ha finalizado “la luna de miel” con los ciudadanos y en el momento en que ellos no lo quieran “va a llorar y se irá a Palenque”.

“Sí, tengo el respaldo… hay dos cosas, una que es voluntario. El día que el pueblo no me quiera ese día voy a llorar y me voy a ir a Palenque… por eso no vamos a dejar de llevar a cabo los cambios, va a haber reacción… porque lo segundo es que ya se estableció la revocación del mandato y en el 22 yo me voy a someter a la revocación del mandato y se le va a preguntar a la gente: ‘¿Quieres que continúe el presidente o que renuncie?’, entonces qué le digo a los conservadores: échenle ganas, ahí la llevan’”, manifestó.

Luego del incidente en Macuspana, en donde hubo abucheos en contra del gobernador Adán Augusto López y el alcalde, AMLO dijo que su popularidad está bien pero reconoció que ha sufrido “desgastes” por enfrentar a “conservadores corruptos”.

“Sobre mi popularidad estamos bien, tenemos mayoría, la gente nos está apoyando, pero también sufrimos desgastes porque imagínense enfrentar a los conservadores corruptos que no quieren dejar de robar, están modestísimos, no los calienta ni el sol, y desquiciados, no les gusta que sea haya terminado con la condonación de impuestos”, refirió.