Acapulco, Guerrero.- Javier Solorio Almazán, síndico de Acapulco, pidió que si el Ayuntamiento va a poner orden en el uso de la Zona Federal Marítimo Terrestre, debe empezar primero con los machuchones de la zona Diamante.

En su tradicional conferencia de los miércoles, Javier Solorio dio a conocer que tiene una lista de más de 200 concesionarios de la zona federal marítimo terrestre que se encuentran de manera irregular que, incluso, ya se vencieron sus concesiones y no han pagado impuestos.

El síndico de Morena expresó su desacuerdo con la acción realizada la semana pasada por autoridades federales y municipales, al desalojar y tirar equipos de playa de prestadores de servicios de la zona Papagayo, aduciendo que estaban irregulares y no tenían permiso.

Hizo un llamado enfático al responsable de la Zona Federal Marítima y Terrestre (Zofemat) de que si “se va poner orden que sea de arriba hacia abajo y no solo queramos poner orden a los más desamparados y a los más desprotegidos”.

Solorio Almazán denunció que hay muchos hoteleros y constructoras de la zona Diamante que se apropiaron de las playas, que explotan la zona federal marítima terrestre y ni siquiera  han pagado impuestos, pues además de irregulares, ya se les venció la concesión.

Señaló que si se quiere poner orden que “sigan el ejemplo del presidente de la República y se empiece de arriba hacia abajo”.

“Hay que poner orden con los machuchones de Acapulco que tienen concesiones de forma histórica irregular y qué no sabemos cómo se apropiaron de esas concesiones, entonces tenemos todo Acapulco Diamante lleno de hoteles, lleno de departamentos, donde el origen fue expropiar a los ejidatarios, comprar a muy bajo costo y ahora ya están prácticamente privatizadas todas las playas de Diamante”, refirió.

Precisó que es por ahí donde se debe comenzar a orden y puso como ejemplo también la estructura metálica en la Condesa (bungee Acapulco) que viola todas las normas de seguridad y protección civil. “Ahí está el ejemplo de dónde se tiene que empezar a poner orden”, indicó.

El síndico reconoció que algunos de los prestadores de servicios que fueron desalojados la semana pasada presentan algunas irregularidades, pero se dijo en desacuerdo de que solo a ellos se les desalojara y no a los machuchones de la zona Diamante.

También aclaró que “hay mucha irregularidad en el impuesto de este cobro, no de ahorita, sino de forma histórica, ya que el impuesto que se cobra desde Zofemat es prácticamente un impuesto federal respecto al uso de playa, donde el municipio recauda y a su vez entera a la federación y al gobierno del estado pero sin que haya claridad al respecto”.

“Yo me imagino que en el futuro de Acapulco, toda esa zona de la Condesa fuera una amplia ventana al mar que se pueda recuperar para los acapulqueños, una vista que nos fue quitada prácticamente desde el alemanismo de los años 40”, comentó.