Ciudad de México.-Un total de 14 cadáveres han sido encontrados en las últimas horas en dos ranchos del municipio de Lagos de Moreno, en Jalisco.

Los hallazgos se dieron en el marco de un operativo de la Fiscalía del Estado de Jalisco para la búsqueda de personas desaparecidas.

En una primera acción, fueron encontrados los cuerpos sin vida de tres hombres y dos mujeres en el rancho El Puerto, todos atados de pies y manos y a la intemperie pero con cal.

Cerca del lugar fueron hallados cinco casquillos de bala. Las familias reconocieron a las víctimas, algunas de las cuales llevaban desaparecidas desde mediados de mayo.

En un segundo registro, los agentes de la Fiscalía estatal encontraron los esqueletos de diez personas en una zona montañosa de difícil acceso y totalmente deshabitada que forma parte del rancho San Cayetano.

Algunos cadáveres estaban decapitados, mientras que otros tenían manos y pies atadas y todos tenían cal. También fueron encontrados 24 casquillos de bala. Los investigadores creen que habrían muerto hace un mes.

Por otro lado, en el municipio de Churintzio, en Michoacán, el director de Seguridad Pública de Zamora y su subdirector operativo, César Iván Marín y Antonio del Moral, respectivamente, han aparecido muertos con disparos de armas de fuego.

“Nuestra condena a estos actos, al tiempo en que expresamos nuestro sentido pésame a sus familiares y amigos”, indicó la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán en Twitter, al tiempo que prometió al ayuntamiento del municipio de Zamora todo su apoyo para “hacer frente a este reto de la delincuencia”.