Acapulco, Guerrero.- El puerto de Acapulco fue el único municipio del país que realizó un simulacro de sismo y tsunami, en el que participaron 141 mil 246 personas en 984 instituciones, entre escuelas públicas y privadas, hoteles, oficinas de gobierno, centros comerciales, guarderías, entre otras.

Como parte del macrosimulacro que se realizó a nivel nacional este lunes, como una forma de recordar el terremoto de 8.1 grados que se vivió en la Ciudad de México en 1985, en Acapulco las autoridades municipales aceptaron que a 31 años de esos hechos aún no se está preparado para un sismo de gran escala.

El coordinador de Protección Civil en Acapulco, Sabás de la Rosa Camacho aceptó que no se puede negar que el puerto podría verse afectado por un fenómeno de esa naturaleza.

“No sabemos el daño porque hay que ver qué tipo de sismo es, el tiempo y el epicentro, donde se va a localizar, son fenómenos que difícilmente se pueden diagnosticar  la repercusión”.

“El simulacro se realizó con los tres órdenes de gobierno, que también en Acapulco somos el único municipio que se hizo un simulacro de tsunami, a la par de un sismo con la participación de la Armada de México”, explicó.

En el estado existen mil 500 alertas sísmicas, y “la mayoría funcionan”, mismas que dependen del gobierno estatal, dijo el coordinador de PC.

Sin embargo, admitió que de nada sirven si el epicentro del sismo es en Acapulco, pues se tiene sólo un segundo para reaccionar.

El macrosimulacro de esta mañana tuvo su epicentro en el municipio de Atoyac de Álvarez con una escala de 8.1 que ocasionaría daños considerables en varias construcciones.

El acto en Acapulco fue encabezado por el alcalde, Evodio Velázquez Aguirre y tuvo como sede la Universidad Americana de Acapulco.

Inició a las 10:52 horas y concluyó a las 11:04 de la mañana de hoy, en donde hubo lesionados como parte de la hipótesis de sismo.

El alcalde expresó que el objetivo del simulacro era el recordar los lamentables sucesos que se dieron en 1985.

Algunos de los alumnos que participaron en el protocolo, consideraron que el puerto no está preparado para sufrir una contingencia de la naturaleza que afectó al país.

Los escenarios en el puerto fueron la Universidad Americana Acapulco, el Aeropuerto, la Guardería del ISSSTE, Hotel Copacabana, Facultad de Turismo, Mundo Imperial, Maxitunel.

Así como plazas comerciales, hoteles, restaurantes, tiendas departamentales, hospitales, escuelas, guarderías y oficinas.