México.- Un tribunal federal confirmó la suspensión definitiva otorgada a Gilda Margarita Austin y Solís, madre del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, que impide a la Fiscalía General de la República (FGR) detenerla en este momento por el caso Odebrecht.

El 24 de julio, la mamá del ex funcionario fue detenida en la isla de Juist, en Alemania, con base a una ficha roja emitida por Interpol, por la existencia de una orden de aprehensión por su presunta responsabilidad en los delitos de asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Por unanimidad, el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Penal ratificó la suspensión definitiva concedida por Patricio Leopoldo Vargas Alarcón, juez Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal.

Sin embargo, el juez que concedió la medida cautelar estableció como condición a la requerida una garantía de 4 mil 500 pesos y comparecer ante el juez de control que ordenó su captura, en un plazo de cinco días, una vez que se notificara la resolución.

La suspensión definitiva que protege a la madre del ex directivo de Pemex, prevalecerá hasta que el juez de primera instancia determine si concede o no el amparo a Gilda Margarita Austin.

Los delitos que se le imputan a Gilda Margarita no ameritan prisión preventiva oficiosa, es decir, no son graves y se pueden enfrentar en libertad.