México.- Daniela nunca vio las estrellas hasta los 5 años de edad, cuando le llevaron de excursión a Cancún.

Luis, también de 5 años, nunca había probado leche con chocolate.

Y Juan, de la misma edad de los otros dos, cuando le entregaron unas zapatillas nuevas, les dijo a los voluntarios de la ONG mexicana Reinserta que ahora podía correr "sin mojarse los pies".

Los tres son hijos de mujeres detenidas en distintas cárceles de México a los que la organización Reinserta, fundada y dirigida por Saskia Niño de Rivera, ayuda para que su estadía en el centro penitenciario sea menos traumática.

En México, las madres encarceladas solo pueden residir con sus niños hasta los 3 años. Luego tiene que separarse de ellos.

Según el último censo elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi), hay 181 mil 999 personas encarceladas en diferentes prisiones de México, de las cuales poco más del 5% (unas 9 mil) son mujeres.

La ONG Reinserta colabora con 50 mujeres detenidas y sus hijos organizando talleres y salidas recreativas.

La BBC entró en dos centros penitenciarios de para conocer cómo funciona su proyecto.