México.-¿Has escuchado hablar del filicidio? Para la mayoría de los seres humanos resulta imposible pensar que la mujer que nos dio la vida, sea la misma persona que nos la arrebate.

Pues justo eso es el filicidio, un horrible delito en el que padres o madres atentan contra la vida de su propio hijo, en ocasiones existe una relación de violencia doméstica entre el filicida y su víctima pero en otras situaciones no existe ningún indicio que alerte a la familia.

¿Aún te suena muy ajeno? Pues en nuestro país hay varios casos que han sido muy sonados en los medios de comunicación, como los que te presentamos a continuación.

Claudia Mijangos, “La Hiena De Querétaro” 

El caso más popular en todo México, sin duda es el de la denominada “Hiena de Querétaro”, quien en 1989 apuñaló a sus tres hijos menores de edad (6, 9 y 11 años). Ella declaró que cometió el sangriento acto por órdenes de las voces de su cabeza.

[caption id="attachment_385926" align="aligncenter" width="400"]hiena de Querétaro hiena de Querétaro.[/caption]

Recientemente, la mujer salió del Penal de Tepepan, en la Ciudad de México tras cumplir una condena de 30 años en prisión.

Guadalupe, la Mujer que envió fotos del crimen 

De nueva cuenta, Querétaro es el escenario de un brutal caso de filicidio, en esta ocasión la protagonista es Guadalupe, o “Doña Lupita” para sus vecinos.

[caption id="attachment_385927" align="aligncenter" width="571"]Guadalupe Guadalupe.[/caption]

La versión que salió a la luz, dicta que Lupita fue víctima de un desquiciado arranque de celos hacia su marido, por lo que a manera de venganza, degolló a sus dos hijos de 6 y 14 años, en 2017.

Por si fuera poco, Guadalupe le envió a su esposo, una serie de fotografías que mostraban los cadáveres de los pequeños y luego se suicidó.

Marduk, el bebé que fue ofrecido en un ritual 

[caption id="attachment_385928" align="aligncenter" width="383"]Marduk Marduk.[/caption]

Fue a principios de 2018, en el municipio mexiquense de Chimalhuacán, cuando Marduk Azazel dejó de existir, con tan solo 8 meses de nacido.

El bebito fue asesinado por su propia madre y su pareja, en lo que se dijo fue un ritual satánico.

Tras lo sucedido, la abuela de Azazel desmintió que lo sucedido se desencadenara por un ritual, sin embargo admitió que el infante sufría maltrato por parte de su mamá y el novio de esta.

Emily Judith mató a su hijo por ser travieso.

Corría la segunda mitad del 2018, en Baja California. Emily de 26 años, llegó con cruel desesperación al consultorio médico de una farmacia para que atendieran a su hijo, pero ella ya lo llevaba muerto en sus brazos. Al no creer la versión de una enfermedad desconocida, testigos llamaron a las autoridades, quienes detuvieron a la mujer. Tras varios interrogatorios la madre confesó que mató a su pequeño a golpes, la razón, “por que era muy travieso”. Verónica no tenía dinero y mejor envenenó a sus hijos Con tan solo 29 años cumplidos en 1996, Verónica Aguilar Furlong asesinó a sus hijos. Ella les preparó unas milanesas con un ingrediente secreto: veneno para ratas. Luego de que los niños de 2, 7 y 8 años murieran, la mujer explicó que decidió matarlos por que no tenía dinero para alimentarlos y darles una buena vida.