Chilpancingo, Guerrero.- Luego de cuatro horas de bloqueo en la Autopista del Sol en Chilpancingo, maestros de la CETEG y organizaciones sociales quemaron un monigote con la figura del defenestrado exgobernador Ángel Aguirre Rivero.

Al cumplirse 50 meses de la desaparición de estudiantes de Ayotzinapa en la ciudad de Iguala, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), se unieron a la exigencia de justicia y parte de su movilización la dedicaron a los padres de los 43 desaparecidos.

Desde minutos después de las 12 del mediodía y hasta las 4 de la tarde, más de tres mil maestros e integrantes de otras organizaciones sociales bloquearon los cuatro carriles de la autopista del Sol, así como la carretera federal México-Acapulco, al sur de Chilpancingo.

La actividad formó parte de la jornada de lucha de 72 horas convocada por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), para exigir juicio político contra el presidente de México, Enrique Peña Nieto y mostrar total rechazo al posible regreso de Elba Esther Gordillo al frente del SNTE.

Debido al bloqueo, cientos de automovilistas y turistas que salían de Acapulco quedaron varados por varias horas lo que provocó que en más de una ocasión se confrontaran con el grupo de manifestantes que bloqueó las vías de comunicación federal.

Alrededor de las 4 de la tarde los manifestante incendiaron en la autopista del Sol un monigote con la figura de Ángel Aguirre Rivero y condenaron los intentos del ex gobernador por regresar a la vida política de Guerrero.

También quemaron las figuras de Enrique Peña Nieto y Elba Esther Gordillo, para luego cantar el himno "venceremos" y así dar fin a las acciones de protesta que se llevaron a cabo este día en Chilpancingo.