Chilpancingo, Guerrero.- Por lo menos 100 trabajadores de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) que laboran en Chilpancingo, Acapulco, Iguala, Costa Grande y Tierra Caliente han pedido su cambio de adscripción pues han “sufrido algún tipo de inseguridad”, reveló el rector Javier Saldaña Almazán.

Entrevistado en la alameda Granado Maldonado en Chilpancingo al concluir el desfile cívico-militar, Saldaña Almazán celebró que los trabajadores que han sido víctimas de la inseguridad aún sigan con vida.

“Tenemos un gran número de trabajadores que han sufrido algún tipo de inseguridad en sus regiones y los tenemos que trasladar a otra, pero nos cuesta doble porque tenemos que contratar allá donde dejan su espacio y contratar acá.

“Qué bueno que los tenemos con vida”, añadió.

Dicha situación, dijo, ha generado “un cuello de botella ahí, y tienes que atenderlos porque son tu gente […] estamos hablando cerca de 100 gente.

“En estos últimos días no nos han tocado espero que transitemos así”, expuso.

Dijo que los lugares de mayor indecentes de este tipo son Tierra Caliente, Iguala, Acapulco, Chilpancingo y Costa Grande.

Al rector se le cuestionó si tenía números sobre los hechos delictivos en contra de los universitarios o trabajadores de la Uagro, a lo cual respondió que sí contaban con dichos datos, pero no los diría.

“Lo tenemos (los datos), pero es muy difícil (decirlos) para mí, y pongo en riesgo a la gente.

“Ustedes saben no es por gusto que traiga seguridad, cuando me secuestran algún universitario luego me mandan mensajes ahí, que no andan hablando”, relató.

Sin embargo, dijo, que ha señalado los delitos que han sufrido los universitarios; “hay que alzar la voz para que haya mayor atención”, expresó.

Aseguró que toda la información la ha aportado a las instancias estatales y federales de seguridad, aunque reconoció que solo tienen confianza con algunas instancias de seguridad.

Dijo que la Ciudad Universitaria en Chilpancingo cuenta con el apoyo de la Policía Federal y Estatal, mientras que en Acapulco los planteles de la Uagro son vigilados por militares.