México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los maestros se oponen a la "mal llamada" reforma educativa de 2013, no es por el control de plazas, sino porque pretendía privatizar la educación.

En conferencia de prensa matutina en Hidalgo, el mandatario dijo que el fondo del asunto era privatizar la educación, porque a los funcionarios anteriores no les gustaba la educación pública, "que sólo estudiaran los que tienen dinero".

López Obrador manifestó que ésta fue impuesta desde el extranjero, recomendada por organismo financieros internacionales, porque era parte de las reformas estructurales.

El ejecutivo comentó que espera que en periodo extraordinario el Congreso apruebe esta reforma, aún y cuando se contempla que el estado sea quien maneje las plazas, dictamen que no estaba incluido en el que envió a los legisladores.