Chilpancingo, Guerrero.- Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) y el Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), cerraron oficinas públicas de Chilpancingo.

Desde las 11 de la mañana, los decentes se concentraron a las afueras del exineban y se trasladaron a las oficinas centrales de la Secretaría de Salud en donde desalojaron a los trabajadores y clausuraron de manera simbólica el inmueble.

"Son acciones que se acordaron en la Asamblea Nacional Representativa. Tomamos de manera pacífica la Secretaría de Salud y vamos a hacer cierres de oficinas por la abrogación de esta mal llamada Reforma Educativa", denunció María Adelita Radilla, secretaria general de la sección XVIII del SUSPEG.

Lo mismo hicieron en la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Estado de Guerrero (CICAEG), en donde irrumpieron y solicitaron la salida de los trabajadores del lugar, causando molestia por parte de la gente de la sierra que había logrado una reunión sobre el tema de obras.

"Nosotros no tenemos la culpa de que estos estén protestando. Venimos de muy lejos y ahora el director dice que no nos va a atender", reprocharon habitantes de la sierra tras ser desalojados de la CICAEG.

Tras el cierre de oficinas, la CETEG y SUSPEG sección XVIII bloquearon la avenida Rufo Figueroa a unos metros de Casa Guerrero en donde el gobernado Héctor Astudillo Flores realizaba un evento.

Policías antimotines, permanecieron llegaron al lugar para hacer frente a los protestantes que amenazaron con pasar el filtro de seguridad para continuar las movilizaciones.

"Tenemos más acciones acordadas para el día de mañana. Diga lo que diga el secretario de educación en Guerrero no ha respetado los acuerdos con la SEGOB y esa es parte de la protesta de este día", declaró Carlos Botello Barrera, integrante de la Comisión Política de la CETEG.