México.- Alfonso Durazo Montaño, titular  de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), informó que Benjamín Yeshurun Sutchi y Alon Azulay, los dos israelíes asesinados el pasado miércoles en la Plaza Artz tienen vínculos con organizaciones criminales en México, y que estaban implicados en el lavado de dinero.

En Palacio Nacional el secretario aseguró que el asesinato de los dos extranjeros se trataría de un ajuste de cuentas entre integrantes del crimen organizado.

“Son organizaciones de carácter internacional que tiene vínculos con organizaciones nacionales, no voy a adelantar en este momento, pero llegará el tiempo cercano en el que compartiremos con ustedes información propia, lo que sí puedo decir es que hay vínculos con organizaciones criminales del país, por lavado de dinero principalmente”.

“Son ajustes de cuentas entre integrantes de bandas del crimen organizado, de  interés diversos, disputas, de relaciones con organizaciones, y por dispuestas de territorio, de lavado de dinero”.

Durazo Montaño señaló que no quiere adelantar información precisa sobre el caso, puesto que todavía se sigue investigando, pero lo que sí es un hecho es que “estas organizaciones criminales israelíes tiene relaciones con organizaciones criminales del país”.

“Está en curso la investigación, inicialmente se trabajó bajo la hipótesis de una relación sentimental, esa hipótesis está separada, pudiera esta persona tener vínculos criminales.

En reunión con medios, el secretario indicó que el problema es “que teniendo problemas criminales en Israel no había una alerta roja internacional que pusiera en alerta a las autoridades mexicanas, pero ahora en esta colaboración estamos cerrando todos esos vacíos”.

“Que nadie se sorprenda, que está colaboraciones normal y permanente con todos los países, porque el crimen organizado tiene una característica, su dimensión internacional, y para enfrentarlo es imprescindible el intercambio de información. Las agencias de investigación mexicana participan invariablemente de manera muy comprometida en esta colaboración”.

“Hay que acotar las cosas a su debida dimensión, la dimensión por supuesto es grave pero lamentablemente el crimen organizado tiene hoy un carácter internacional y esto lleva a la presencia de criminales de otros países aquí en México”.

Adelantó que más adelante la Fiscalía General de la República (FGR) podría encabezar las investigaciones sobre este caso, y en el tema de la situación migratoria de uno de los extranjeros asesinados, el titular de Seguridad dijo que “cumplió sentencia en México, fue expulsado del país, pero al haber cumplido la sentencia, sin un proceso abierto, no hay razón para negarle su reingreso; recuerden que todos aquellos que han purgado una pena hay un proceso de reinserción y no se le puede negar a nadie la oportunidad”.