Maestros de la Sección 22, adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), mantienen bloqueos en por lo menos cuatro accesos a la ciudad de Oaxaca, en rechazo a la reforma educativa y exigir una mesa de diálogo con el gobierno federal.

Desde la mañana del martes, como parte de las acciones del paro laboral indefinido, el magisterio disidente mantiene un bloqueo en el crucero del aeropuerto internacional de esa ciudad, lo que ha provocado que pasajeros tengan que caminar para poder llegar a la terminal y no perder su vuelo.

Otros de los puntos tomados por la Sección 22 de la CNTE es en el acceso a la autopista Oaxaca-Puebla, así como los cruceros del Monumento a Benito Juárez y del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO). Previo a esas acciones de protesta, el dirigente de esa sección, Rubén Núñez, había informado de esas acciones en una conferencia de prensa, en donde urgió al gobierno federal la instalación de tres mesas de negociación para atender su pliego petitorio: político, jurídico, así como económico-laboral.

Mientras que en la Ciudad de México, integrantes de la CNTE llevaron su protesta en el exterior de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en donde exigen frenar la reforma educativa.

Aunque el magisterio disidente y la SEP tenían acordado una mesa de trabajo, fue retrasada por problemas de agenda, precisó la autoridad federal.