Ciudad d México.-Mako es un perro de raza pitbull de dos años que cautiva la red por una sencilla razón: se comporta como un gato. Cuando sus dueños lo adoptaron les aseguraron que se llevaría bien con sus gatos, pero no pensaron que a tal punto.

Ahora, el can se cree uno de sus hermanos y no ladra, come golosinas de minino y le encanta trepar muebles y mesas.

La familia de Mako sospecha que antes de llegar a su hogar, el perro pudo haber sido criado por felinos.

De cualquier forma, sus costumbres lo han convertido en una celebridad en las redes sociales, donde los usuarios comparten sus aventuras y travesuras. Uno de sus videos ya supera las 560 mil reproducciones en TikTok.