El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores dijo que el estado no puede esperar a que se realice una reforma legal para introducir el nuevo esquema policiaco que incluye la creación de un mando único.

Aseguró que las reformas legales que se puedan realizar en el Senado y la Cámara de diputados “son sólo  un elemento para orientar y soportar” y no van a resolver por sí solas el problema de inseguridad en la entidad.

“Yo creo que los presidentes municipales, el gobernador y todo el estado debemos de tomar decisiones de fondo, porque finalmente lo que cuenta es mejorar la seguridad pública”, dijo, entrevistado tras la toma de protesta de la nueva presidenta de Grupo Aca.

Al mandatario se le preguntó sobre las acciones que considera necesarias para erradicar la violencia en la entidad, a lo que destacó la necesidad de modernizar las corporaciones policiacas.

Respecto a que el Centro Estatal de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4) sea supervisado por autoridades federales, como lo propusieron ayer miembros de la Coparmex, Astudillo Flores dijo que “el pacto que debe de seguir Guerrero es mejorar las rutas de inteligencias que se dan en estos centros”.

Sobre la detección del primer caso de zika en Guerrero, el mandatario dijo haber conversado ya con el secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos.

Explicó que el caso registrado en Acapulco es autóctono, y reconoció que “a medida que el calor aumente, el mosco también aumenta”.

Dijo que se aprovechará que no son tiempos de lluvia para evitar en la mayor medida posible la proliferación del mosquito y la transmisión del dengue, zika y chikungunya.