Ciudad de México.-Los manifestantes en Portland arrojaron piedras y bombas incendiarias a la policía, que a su vez utilizó gas lacrimógeno el sábado por la noche y al menos una persona resultó herida, en el día 100 de manifestaciones en la ciudad de Oregón contra el racismo y la brutalidad policial.

La policía describió lo que llamaron “conducta tumultuosa y violenta” de los manifestantes en la calle Stark del sureste de la ciudad.

“Se arrojaron bombas incendiarias a los oficiales, hiriendo al menos a un miembro de la comunidad”, dijo la policía en Twitter mientras retwitteaba un video publicado por un reportero del New York Times que muestra cómo se arrojan bombas incendiarias y un manifestante corriendo con las piernas en llamas.

La policía usó gases lacrimógenos para dispersar la reunión, informó el periódico de Oregon, estimando el número de manifestantes en alrededor de 400.

Portland ha sido testigo de protestas nocturnas durante más de tres meses que a veces se han convertido en enfrentamientos violentos entre manifestantes y oficiales, así como entre grupos de derecha e izquierda.

La policía dijo que hizo arrestos pero no dio un número.

“Había cientos al comienzo (de las manifestaciones del sábado por la noche). Se han realizado arrestos, sí ”, dijo la policía a Reuters en un comunicado enviado por correo electrónico cuando se le preguntó sobre el tamaño de la multitud y si se realizaron arrestos.

En otra parte, el sábado, partidarios de la policía armada y manifestantes antirracistas se enfrentaron en Louisville antes de la carrera de caballos del Derby de Kentucky, mientras que la policía de Rochester también utilizó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Las manifestaciones estallaron en todo Estados Unidos luego de la muerte en mayo de George Floyd, un hombre negro, después de que un oficial de policía de Minneapolis se arrodilló sobre su cuello durante casi nueve minutos.

El presidente Donald Trump firmó un memorando el miércoles que amenaza con recortar los fondos federales a ciudades “sin ley”, incluida Portland. Su rival demócrata en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, Joe Biden, acusó a Trump de avivar la violencia con su retórica.