Guadalajara, Jalisco.- Un grupo de jóvenes se enfrentó con policías antimotines que arribaron a inmediaciones del Palacio de Gobierno de Jalisco, tras la manifestación de esta tarde enfrente de la Plaza de Armas de Guadalajara, que derivó en quema de patrullas y pintas.

Testigos captaron el momento en que un policía en motocicleta arde luego de que le arrojaran un artefacto explosivo que impactó en su espalda.

En las imágenes se observa cómo el uniformado corre desesperado y se tira al suelo al percatarse de las llamas sobre su cuerpo, después sus compañeros lo auxilian y logran extinguir el fuego.

Antes, uniformados replegaron a los manifestantes hasta la esquina de Juárez con Hidalgo; ahí, hombres y mujeres siguieron denunciando el abuso policial contra Giovanni López, quien murió luego de ser detenido por policías de municipales de Ixtlahuacán de los Membrillos.

En el sitio los jóvenes replicaron sus consignas: “Giovanni no murió, el Estado lo mató”. Antes, lanzaron piedras, palos y mobiliario urbano a un grupo antimotines que se cubría con escudos.

En un momento del enfrentamiento los oficiales lanzaron gases lacrimógenos, hecho que provocó que encapuchados se dispersaran por las calles de la capital jalisciense.


Con información de La Razón