México.-La organización de investigación de inteligencia artificial OpenAI ha logrado un nuevo hito en su búsqueda para construir robots de autoaprendizaje de uso general. Dactyl, su mano robótica de 24 articulaciones desarrollada el año pasado, aprendió a resolver el cubo de Rubik.

OpenAI ve la hazaña como un salto tanto por la destreza de los apéndices robóticos como por su propio software de inteligencia artificial, que le permite a Dactyl aprender nuevas tareas usando simulaciones virtuales antes de que se presente un desafío real que superar.

Dactyl realiza movimientos torpes pero precisos y, aunque tarda minutos logra resolver el rompecabezas.

Para OpenAI este logro los acerca al objetivo de craer un robot que pueda aprender a realizar una variedad de tareas del mundo real, sin tener que entrenar durante meses o años.

“Muchos robots pueden resolver los cubos de Rubik muy rápido. La diferencia importante entre lo que hicieron allí y lo que estamos haciendo aquí es que esos robots están diseñados especialmente para ello", dijo Peter Welinder, científico investigador y líder de robótica en OpenAI a The Verge.

Explicó que lo que tratan de hacer con Dactyl es un robot de uso general que, similar a los humanos pueda hacer muchas cosas, no solo una tarea específica.

Para aprender a resolver el cubo de Rubik con una sola mano, OpenAI no programó explícitamente a Dactyl sino que lo dotó de software e inteligencia artificial para ayudarlo a resolverlo por sí mismo.

Cuando le dieron un cubo real, Dactyl puso en práctica su entrenamiento y lo resolvió por sí solo, y lo hizo bajo una variedad de condiciones para las que nunca había sido entrenado explícitamente como utilizando un guante, con dos dedos pegados, y mientras los miembros de OpenAI lo picaban con otros objetos, lo bañaban con burbujas y le avientan pedazos de papel.